El tráfico de carretas entre México y Zacatecas

Carretas. De Coplaur Guadalajara en F

Carretas en Guadalajara.

   Tan pronto como fueron descubiertas, en 1546, empezó la explotación de las minas de Zacatecas, de suerte que para 1550 ya estaban en auge. Esto obligó al primer virrey de la Nueva España, Antonio de Mendoza, a apresurar la construcción del camino México-Zacatecas, tanto para el transporte del mineral de plata a la capital del país como para el abastecimiento de víveres a los nuevos asentamientos del Norte y Occidente.

   Al principio los caminos eran angostas líneas que cruzaban tierras desconocidas, pero pronto se fueron ampliando. Hacia 1555 ya podían circular por el camino a Zacatecas no solamente carretas pequeñas, sino también grandes carros. Para ello contribuyeron no sólo el gobierno, sino también particulares como fray Sebastián de Aparicio, quien construyó las primeras carretas que empezaron a circular por esta ruta.

Tamemes, recuas, carretas y carros

   Al principio eran los indios cargadores llamados tamemes quienes se encargaban del transporte, pero poco a poco fueron sustituidos por recuas de mulas, que los mismos indígenas arriaban, así como por carretas pequeñas tiradas por bueyes, y más tarde los grandes carros tirados por mulas.

   Tanto los carros como las carretas eran vehículos de dos ruedas con llantas de hierro, generalmente con un toldo de tela gruesa de Michoacán. Los carros, considerablemente mayores que las carretas, eran tirados por mulas (hasta 16 por cada uno).

Importancia comercial del tráfico carretero

   De la mayor importancia para los mineros, funcionarios y estancieros españoles de los nuevos asentamientos fue el rápido crecimiento del comercio por medio de convoyes de carretas. A lo largo de este camino, Querétaro y San Miguel se convirtieron en los principales centros de transporte, esencial para la minería del Norte.

   El cargamento más valioso era, desde luego, la plata que iba al sur, para ser refinada y acuñada; luego sería enviada de nuevo a Veracruz, y de allí, anualmente, por barco a España. En cambio, las carretas que iban al Norte llevaban a la creciente población de la frontera una gran variedad de abastos: equipo minero y otras herramientas, alimentos y ropa.

Regulaciones oficiales de tránsito y de precios

  El gobierno virreinal tuvo que regular varios aspectos de este tránsito, en interés tanto de los viajeros como de quienes vivían al borde del camino. Todos los carreteros y propietarios de recuas debían tener una licencia. Quienes vendían provisiones a los viajeros habían de hacerlo a los precios fijados por la justicia o el alcalde mayor de la región, y la multa por vender vino a indios o a negros era de 100 pesos en oro fino.

   Asimismo, el establecer posadas en los caminos nuevos fue una importante preocupación del gobierno desde el principio de la carrera hacia el Norte, para acomodar a los arrieros y otros viajeros.

La guerra abatió al comercio y a la minería

   Sin embargo, a partir de 1550 y hasta 1600 el comercio y los desplazamientos por estos caminos de la plata se vieron muy limitados por la guerra que emprendieron los indígenas en contra de los conquistadores que los despojaban de sus tierras y esclavizaban.

   El tráfico del camino México-Zacatecas y de una amplia región del Occidente y Norte del país se volvió excesivamente vulnerable a los ataques indígenas.

   El primer ataque grave, al que se atribuye el estallido de la Guerra Chichimeca, fue obra de los zacatecos al parecer a fines de 1550, cuando hicieron una matanza de un grupo de tarascos que se encaminaba a Zacatecas llevando paños. Los atacantes mataron a los tarascos y se llevaron toda la mercancía.

La solidaridad de los arrieros nació en la guerra

   La guerra hizo que aún los más grandes convoyes de carretas tuvieran dificultades para llegar a las minas. La actividad minera quedó casi paralizada por la gran pérdida de mulas, la falta de provisiones, la cercanía del peligro indio y la partida de muchas personas que se fueron al Sur en busca de seguridad.

   Durante estos 50 años de hostilidades los viajeros que iban aislados esperaban en puntos seguros hasta que se reunieran grupos lo bastante grandes para defenderse. Éste es el origen de la tradicional solidaridad de los arrieros en su oficio, que perduró hasta el siglo XX.

   Obra consultada: Philip W. Powell. La Guerra Chichimeca (1550-1600). Fondo de Cultura Económica. México. 1977.

   Imagen. De la página Coplaur Guadalajara en Facebook.

   Artículo relacionado: Orígenes de la arriería de minas.

 

 

 

Share Button

3 pensamientos en “El tráfico de carretas entre México y Zacatecas

  1. Pingback: La prohibición de los coches de caballos

  2. Sergio

    Buenas noches, Tiene usted una página muy importante e interesante. En su opinión, sería de gran ayuda para mí persona, ¿Cuál es la temporalidad o vigencia que tiene el Camino Real de Tierra Adentro? Es decir, tengo cierta claridad que me dice que comienza con la Conquista de México Tencochtitlan, pero no logro establecer la temporalidad donde pueda afirmar que el Camino pierde uso y vigencia.
    Tengo algunas dudas al respecto, en mi criterio tengo la loca idea, que algunos ramales de dicho camino siguen vigentes o lo estuvieron hasta finales de siglo XX. Si bien el tránsito no se realiza en la carreta, lo que cambio fueron los medios de transporte. Espero con ansias su respuesta.

    Responder
    1. Javie940

      Estimado Sergio: Tengo entendido que por lo general las modernas carreteras de México han sido trazadas sobre los mismos caminos de carretas que se abrieron en el siglo XVI, entre ellos el de Tierra Adentro, claro está que con los trazos rectos que exige la nueva ingeniería. Me han dicho que todavía hay muchos tramos de los antiguos caminos de herradura a los que se les puede tomar fotografías, pero por lo general hemos de entender que la red actual de carreteras funciona sobre las mismas rutas abiertas hace más de 400 años. Saludos cordiales.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *