Lamentable desencuentro

Por más que ahora maticen sus dichos tanto el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador como los miembros del Consejo de Negocios, donde se agrupan los hombres más ricos de México, lo cierto es que el conflicto está planteado. Hubo un desencuentro público entre el tabasqueño y estos señores en que el primero fue calificado como “tragedia nacional”, y los segundos, “acostumbrados a mandar y a robar”.

A más de una semana de ocurrido el enfrentamiento por medio de desplegados de prensa y declaraciones, las cúpulas del sector privado sostienen que sólo hay desacuerdos en algunos puntos del programa del candidato morenista, pero que no existe rompimiento del diálogo con él y los grupos que lo apoyan.

De cualquier manera, es un desencuentro sin precedente reciente entre un candidato presidencial que puntea en las preferencias del voto electoral y miembros destacados de la iniciativa privada que lo consideran, ya no un “peligro”, sino como una “tragedia” para el país.

Mal momento para pelear
Este es un pleito que a nadie beneficia, porque en primer lugar está de por medio el interés nacional, pues tanto el gobierno como los empresarios están obligados a responderle al país, sobre todo en momentos en que se ciernen amenazas muy fuertes del exterior en aspectos económicos e incluso políticos, empezando por las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC).

En segundo lugar, no puede escapar a López Obrador que necesita el apoyo de la iniciativa privada para gobernar en “paz y amor”, como lo ha venido pregonando desde hace tiempo, puesto que el poder económico viene ligado desde toda la vida con el poder político, aunque él no lo quiera ver así, ya que habla de independencia entre ambos poderes, algo demasiado idealista, si no es que utópico.

Muy bien que busque limpiar la relación entre empresarios y gobierno con el ánimo de erradicar o al menos reducir la corrupción que impera en todas las esferas de la vida pública, cosa que se puede lograr en gran medida, pero de ahí a tener una total independencia entre los poderes público y privado, es una ilusión.

Riesgos para el sector privado
Por otra parte, los empresarios, y sobre todo estos multimillonarios que se agrupan en el Consejo de Negocios, no pueden ignorar la enorme desigualdad social que en el país existe desde hace muchos años y que trató de remediar en su tiempo la Revolución Mexicana. La pobreza en México, que alcanza ya más de la mitad de la población, es hoy por hoy una de las más ignominiosas del mundo.

Tampoco pueden ignorar algunos de estos magnates que gran parte de su riqueza la amasaron a la sombra del poder público, muchas veces a través de contratos y negocios ilícitos, por lo cual también tienen mucho que perder en el caso de que se llegue a un rompimiento total entre las instituciones públicas y privadas del país.

La fiesta en paz
En conclusión, nadie gana en un pleito de esta naturaleza. Vale más llevar la fiesta en paz.

javiermedinaloera.com

 

Artículo publicado por el semanario Conciencia Pública en su edición del lunes 14 de mayo de 2018.

Share Button

¿Quién pondrá en paz a los bancos?

La verdad es que los bancos, en su mayoría extranjeros, ya cansaron a muchos de sus clientes mexicanos, en primer lugar con abusos, verdaderos “trinquetes”, como decimos popularmente, y luego con un diluvio de ofertas de crédito por teléfono y por correo, por no hablar de sus métodos de cobranza, muchas veces injustificados, que ofenden y quitan el tiempo a mucha gente ocupada.

No hay día que no llegue a nuestro celular una llamada de un banco para ofrecer créditos que no requerimos, y lo mismo ocurre en la correspondencia diaria. Sin embargo, cuando por verdadera emergencia necesitamos un crédito, vamos al banco y nos ponen infinidad de trabas, pidiendo hasta documentos históricos que ya habíamos eliminado del archivo.

Por tal razón, cuando llaman empleados bancarios para ofrecer un nuevo “servicio”, tratamos de explicarles, cuando bien les va, el motivo del rechazo, a sabiendas de que ellos no tienen la culpa de lo que pasa, sino sus directores, que obedecen consignas extranjeras, sin tomar en cuenta en lo más mínimo la forma de pensar del pueblo de México.

Consta que la Banca ha abandonado en los últimos años a las zonas más pobres del país, cerrando infinidad de sucursales, porque no le reditúan. Sin embargo, el gobierno presume cifras de combate a la pobreza, cuando sabe bien que la Banca no apoya desde hace mucho tiempo ningún programa contra la pobreza en zonas marginadas.

La disyuntiva política
Ante la sucesión presidencial del 18 se presentan por lo menos dos opciones: una que habla de lo mismo, es decir, la alianza oficial con el sistema bancario. Así se manifestó recientemente con la declaración del presidente internacional de Bancomer, institución que encabeza las quejas mexicanas, en su oposición al populismo. No pasaron 48 horas sin que el presidente Enrique Peña Nieto coincidiera con esta declaración, sin que ninguno aclarara que el populismo no sólo proviene de la izquierda, sino también, y de manera muy importante, de la derecha: Donald Trump y Mariano Rajoy son ejemplos claros de ello.

Obvio que los “tiros” del presidente de Bancomer y de Peña Nieto iban directos contra Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial más viable de la izquierda mexicana.

Serio conflicto
Para todos es sabido que el dinero huye de la inseguridad, principio fundamental del sistema capitalista, en el cual estamos inmersos, de suerte que si los capitales extranjeros ven demasiados riesgos en un país, pues simplemente se van a otro donde se consideren más seguros.

Al parecer, bancos como Bancomer, ya vieron que López Obrador no los va a favorecer como hasta la fecha lo han hecho gobiernos del PAN-PRI, por lo cual quieren obstruirle el camino a como dé lugar. Sin embargo, en esto pueden no coincidir importantes sectores de la población mexicana que han sufrido abusos de la Banca.

Es importante considerar esto: Los bancos tienen que generar utilidades, claro está, pero sin abusar de la gente y menos de la más necesitada.

javiermedinaloera.

 

Artículo publicado por el semanario Conciencia Pública en su edición del domingo 22 de octubre de 2017.

 

Share Button

Banqueros ricos, mexicanos pobres

Mientras que el mundo vuelve a los nacionalismos, como ya lo proclama el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, México se mantiene por inercia en el ámbito de la globalización, es decir, entre dos puntos obviamente contrapuestos.

Así lo muestra el reciente informe de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBB), según la cual la utilidad neta de la banca comercial que opera en México registró un crecimiento anual de 8.3 por ciento en el año 2016, muy por encima al de otros sectores económicos del país.

El año pasado, dice el informe, fue de bajo crecimiento económico, marcado principalmente por la incertidumbre, pero esto no fue impedimento para que el sector bancario mexicano (extranjero en su mayor parte) creciera a buen ritmo y reportara una ganancia de 107 mil millones de pesos, la más grande que ha obtenido en toda su historia.

La utilidad generada por la Banca “mexicana” durante 2016 superó la cifra máxima que consiguió en 2013, cuando reportó 104 mil millones de pesos.

A partir de la crisis financiera de 2008 las instituciones bancarias vieron disminuir sus ganancias, pero en ocho años no sólo recuperaron terreno, sino que crecieron su resultado en 91 por ciento.

Bancomer acapara quejas
El dinamismo del sector se ve impulsado por el banco más grande del sistema, Bancomer, que reporta no sólo la mayor ganancia (31 por ciento del total del sistema en su conjunto), sino por acaparar también el mayor número de quejas de los usuarios de las Banca instalada en México, de acuerdo con registros que obran en poder de la Condusef (dependencia oficial creada para apoyar a los usuarios de la Banca).

La gente se queja principalmente contra Bancomer, y de ello hay infinidad de pruebas, por la manera como se apropia de los ahorros de sus cuentahabientes, cuando y cómo le da su real gana, sobre todo contra humildes empleados y servidores públicos, sin que nadie pueda hacer algo por ellos, ni el Gobierno, que es el primer obligado a defender los intereses de sus trabajadores. La Condusef, por no contar con fundamentos legales para defender a los cuentahabientes, hace lo que los banqueros le ordenan.

No hay peor impresión para un cliente de Bancomer y de otros bancos que descubrir las maniobras de banqueros y gobierno para quedarse tranquilamente con sus escasos ahorros, que representan muchas veces todo su patrimonio.

La complicidad
En Condusef abundan las pruebas para demostrar el contubernio entre el Gobierno federal y la Banca extranjera para apoderarse del ahorro de los mexicanos.

A sabiendas de que Bancomer ha cometido graves injusticias, plenamente demostradas, la Condusef, responsable de proteger a los usuarios de la Banca, las ha tolerado. La complicidad, fruto evidente de corrupción, es manifiesta.

Sólo así se explican los exitosos resultados financieros de la Banca en México, en momentos en que muchos otros sectores de la industria y del comercio afrontan serios problemas, sobre todo la gente de escasos recursos.

javiemedinaloera.com

 

Javier Medina Loera es periodista.

Artículo publicado por el semanario Conciencia Pública en su edición del domingo 12 de febrero de 2017.

Share Button

Ni capitalismo ni socialismo, sólo desarrollo

Agricultura de terrazas

Cultivos de terrazas en las montañas de Enshi, China.

El pueblo de China no se detiene ante nada. Aspira a convertirse muy pronto en la primera potencia económica del mundo, y al paso que va, lo será sin duda.

Cuando llegamos a la abrupta región montañosa ubicada al oeste de la provincia de Enshi, me impresionó que las autopistas de cientos de kilómetros de longitud fueran rectas como si hubieran sido construidas en un prolongado valle.

Luego constaté que si a los ingenieros chinos se les oponen las montañas, por grandes que éstas sean, las perforan a través de extensos túneles, y si son ríos, tienden puentes que se pierden a la vista, y así los caminos resultan rectos en plena sierra, es decir, como en los tiempos de la Gran Muralla, ellos no ven obstáculos naturales en sus obras, ni siquiera en la ideología.

De ahí partí para preguntarle a una ejecutiva de las empresas turísticas que participan en el rescate de los pobres en las montañas de Enshi si de acuerdo con cierta visión occidental la economía china es en este momento el mejor ejemplo mundial de capitalismo de Estado, y respondió: “Ni capitalismo, ni socialismo, sólo desarrollo”.

Primero los caminos

A través de una carretera panorámica (en China existe el principio milenario de que los caminos siempre anteceden al desarrollo de cualquier región), arribamos a un pueblo llamado Banano, donde hace años la gente sembraba maíz y arroz, y eran muy pobres, pero ahora cultivan flores y girasol, y además, con el apoyo del gobierno y de una empresa privada, desarrollan el turismo social, lo que les ha permitido duplicar sus ingresos y salir de la pobreza.

También fuimos a Maoba, “la tierra del buen té”, un pueblo de 40 mil habitantes que cuenta con 160 empresas privadas participantes en el rescate de los pobres. En los últimos años estos campesinos también han podido duplicar sus ingresos.

En la misma zona visitamos otra industria promovida por 50 familias campesinas que desde hace 170 años se dedican al cultivo del té negro, pero que ahora exportan a la Unión Europea, y además con una agricultura ecológica, sin uso de pesticidas. Estas familias están programadas para salir de la pobreza en dos grupos: el año entrante, uno, y en 2019 el segundo.

A la región de Li Chuan, que destaca por sus cavernas únicas en el mundo esculpidas a través de millones de años por un caudaloso río, llegan dos millones de turistas al año, de los cuales sólo 2 por ciento son extranjeros (principalmente rusos y coreanos), y el resto, nacionales ansiosos de gastar sus nuevos ingresos.

Extraña que los estadounidenses, tan amantes de las cosas raras, no visiten estos lugares.

La gente quiere salir de pobre

Contrario a la percepción general en México, de que mucha gente se resiste a salir de pobre (al menos eso dicen quienes no tienen voluntad de ayudar), en China los pobres anhelan dejar de serlo, y a eso dedican esfuerzos el gobierno, la empresa privada y la sociedad en su conjunto.

javiermedinaloera.com.

Artículo publicado por el semanario Conciencia Pública en su edición del domingo 31 de julio de 2016.

 

Share Button

El rescate de los pobres en China

GDP_of_China_in_RMB.svg

Así ha progresado la economía china desde las reformas (Wikipedia).

En esta segunda entrega sobre el Programa de Alivio a la Pobreza en China, que me parece digno de promover como ejemplo de lo que puede hacerse para erradicar la pobreza en el mundo, me refiero a los aspectos fundamentales del mismo, que son cinco:

Primero, se establece un plan general de rescate de los pobres en una zona determinada, con tareas y plazos a cumplir.

Segundo, se definen las responsabilidades concretas de cada funcionario.

Tercero, se determinan las políticas concretas a seguir en cada caso.

Cuarto, se unifican todos los recursos sociales (públicos y privados) para el logro de los objetivos.

Quinto, se adaptan los mecanismos de trabajo de acuerdo a las circunstancias de cada comunidad.

Parte esencial del programa, que no he visto en otros (por lo menos en el de México), es que existe un mecanismo valorativo del trabajo de cada persona involucrada, lo cual permite aplicar sobre la marcha los correctivos necesarios. De esta manera, si se detecta, por ejemplo, un acto de corrupción o ineptitud, se cambia o castiga al funcionario correspondiente, y el plan sigue, ya que lo importante es el trabajo a realizar y el cumplimiento del plazo convenido.

Causas de la pobreza

Para llevar a cabo un programa tan ambicioso de rescate de los pobres, en que los plazos cuentan (China pretende erradicar totalmente la pobreza en cuatro años), se consideran muchos factores. Para cada causa de pobreza, hay un programa de apoyo:

Por ejemplo, si la causa principal de pobreza en una región es el desaprovechamiento de los recursos naturales, se recurre a la capacitación profesional, al desarrollo de la industria e incluso al turismo rural.

Por lo contrario, si los recursos naturales de una región son precarios, se reubican comunidades, trasladándolas a sitios más productivos. En el último año se vieron involucrados en proyectos de cambio de ubicación geográfica casi un millón de pobres.

Asimismo, el gobierno apoya a los jóvenes para que aprendan un oficio y puedan trabajar en las ciudades. Cada año 50 mil jóvenes, sólo de la provincia de Hubei, aprenden un oficio. Además se envía a jóvenes a las universidades del país y el extranjero con cargo al Estado.

A los ancianos, discapacitados o enfermos, que también son causa de pobreza, el gobierno les ofrece apoyos especiales. El 90 por ciento de los gastos de los enfermos los paga el gobierno.

Pobreza, problema de todos

En China la pobreza es problema de todos, de sociedad y gobierno, incluyendo a los empresarios privados, sector que se ha desarrollado mucho en los últimos años (actualmente ocupa China el segundo lugar mundial en número de magnates). Hoy no es raro ver lujosos Ferraris en las calles de Beijing.

Los empresarios chinos participan activamente en el Programa contra la Pobreza, de acuerdo a los principios (asómbrese usted) del Partido Comunista, que manda en este país desde 1949. En próximo artículo veremos cómo los empresarios chinos colaboran con entusiasmo en estas tareas.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el semanario Conciencia Pública en su edición del domingo 24 de julio de 2016.

Share Button

Combate a la pobreza: el modelo chino

Integrantes de la delegación de periodistas mexicanos en China.Periodistas mexicanos que viajamos a la República Popular China.

Hace unos días tuve oportunidad de participar en la delegación de ocho periodistas mexicanos, encabezados por el presidente de la Federación de Asociaciones de Periodistas de la República Mexicana (Fapermex), Teodoro Rentería Villa, quienes viajamos a la República Popular China con el fin de conocer detalles del novedoso programa contra la pobreza que lleva a cabo ese país.

Fuimos atendidos de maravilla por los dirigentes de la Asociación Nacional de Periodistas de China y funcionaros del gobierno, que respondieron a todas nuestras preguntas y nos llevaron a los lugares donde se aplica el programa: hubo ocasión incluso de platicar con ejecutores del mismo y con algunos campesinos recién rescatados de la pobreza.

Cambio de estrategia

Hace 40 años el gobierno comunista de China se empeñaba en quitarles el dinero a los ricos para repartirlo entre los pobres, pensando que así lograría la anhelada igualdad social, pero al comprobar, después de medio siglo de revolución, que no obtenía los resultados esperados, cambió radicalmente de estrategia: ahora apoya a los ricos para que se involucren en el rescate de los pobres.

En otras palabras, hoy se trata de hacer ricos a todos los chinos, que actualmente suman arriba de mil 300 millones, un proyecto tan ambicioso y sensacional como la Gran Muralla y todo lo grande que ha hecho este misterioso, creativo y diligente país a través de su milenaria historia.

Tal es la esencia del programa de alivio a la pobreza que ocho periodistas mexicanos fuimos a ver, y como teníamos que partir de casos reales, nos llevaron a la provincia de Hubei, en la región central de China, que es una de las que registran el mayor número de pobres, algo así como 3 millones 850 mil, de los 60 millones que tiene el país.

El caso de Hubei

Uno de los principales indicadores para conocer que alguien no ha rebasado la línea de pobreza, es el ingreso anual. La actual línea de pobreza en China es de 2,736 yuanes anuales (430 dólares), y de acuerdo con este indicador, a fines de 2015 había en Hubei 3 millones 850 mil pobres, mismos que el programa pretende rescatar totalmente en tres años (para el 2019).

Cabe aclarar que la línea de pobreza cambia periódicamente, de suerte que en 2011, cuando empezó el programa, era de dos mil 300 yuanes, que arrojaban en esta provincia 8.19 millones de pobres, casi el doble de los actuales.

El caso es que en los últimos años han salido de la pobreza en Hubei más de tres millones de personas a través de una planificación central que define las responsabilidades concretas de cada funcionario, la unión de recursos sociales y, lo más importante, los mecanismos valorativos del trabajo de cada quien, con tareas concretas y plazos para realizarlas.

Obviamente, en un viaje de estos a un país nunca visto, para entender un programa tan interesante, hay muchas cosas que por falta de espacio se quedan en el tintero, pero trataré de abundar en ello en próximas columnas.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el semanario Conciencia Pública en su edición del domingo 17 de julio de 2016.

Share Button

La clientela se gana con servicio y calidad

Taxistas. El Informador.

Taxistas en Guadalajara (El Informador).

Sobre las reiteradas protestas que han llevado a cabo los taxistas tradicionales de Guadalajara (“amarillos”), contra la empresa Uber, que según parece les lleva ganado buen terreno en cosas de competencia, salta a la vista que, contra cualquier argumento que se esgrima en favor o en contra, al final de cuentas, hoy por hoy,  la clientela se gana con calidad, con buenos servicios y buenos precios, no con presiones callejeras.

No dudo que dentro de esta confrontación, que lleva tiempo, se involucren intereses políticos, pues claro está que las centrales obreras que auspician el movimiento contra Uber tienen desde hace muchos años ligas estrechas con el PRI, mientras que por lo contrario, según recientes informes, también hay importantes personajes políticos participantes en los negocios de la trasnacional.

Sin embargo, con todo y que haya confrontación política, que explicaría, aunque no justifica las manifestaciones públicas, el común de la gente, los usuarios, vemos este problema desde un enfoque estrictamente económico y de atención al cliente: Si Uber ofrece mejores servicios que los “amarillos”, pues que se quede con la plaza, y punto.

Nada tengo contra los “amarillos”, pero entendamos de una vez que todos estamos inmersos, aquí y en el mundo entero, en una fuerte competencia comercial y profesional que inevitablemente desplaza a los más débiles e incompetentes. Y ante esto ya no se vale resucitar presiones políticas que tuvieron efecto en el pasado. Quien quiera mantenerse ahora en el mercado tendrá que hacerlo a base de calidad, de precios, de atención al cliente. Éste es, aunque no nos guste, el signo de nuestro tiempo.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el periódico La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 11 de marzo de 2016.

 

Share Button

El lobo cambia de piel

7P_Mezcla_Mercadotecnia. Wikipedia

No hay vuelta de hoja: Hoy estamos en manos de la mercadotecnia, es decir, de la estrategia comercial impuesta por los mercadólogos dedicados a la promoción y propaganda de toda clase de productos en función del capital, en primer lugar, pero sin descuidar ciertos objetivos del consumidor.

En otras palabras, como consumidores quedamos sujetos a la influencia de quienes tienen el poder para contratar especialistas en la promoción de determinados productos, comerciales y políticos, que en la actualidad suelen confundirse.

Dos casos concretos de la mayor actualidad ilustran la situación:

El precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, hace uso de la mercadotecnia en su campaña, y no le ha ido mal; sus preferencias electorales se mantienen en ascenso, pese a las fuertes críticas de gente bien calificada, como el presidente Obama y el Papa Francisco.

Otro caso que llama la atención, entre otros muchos, es que a raíz de la reciente visita del Papa a México, no es la opinión del común de la gente, ni siquiera de los intelectuales mexicanos, la que ha permeado, sino la del gobierno, que con el presupuesto público del que dispone para publicidad ha podido minimizar sin mayor problema lo que dicen los demás.

En suma, son los tiempos de la mercadotecnia, a la que de alguna manera se refirió en varias ocasiones el propio Papa Francisco, es decir, estamos sujetos al poder del dinero, y esto lo ha sido siempre, no es novedad, lo importante es estar conscientes de que el lobo cambia de piel.

www.javiermedinaloera.

Artículo publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 26 de febrero de 2016.

Share Button

Banca sin moral, ni sentido social

Servicios bancarios

El colega y amigo Paco Barba informó en esta semana que de los diez municipios del Norte de Jalisco, ocho carecen de servicios bancarios. ¿Y sabe usted por qué? Simplemente porque son pueblos pobres. En un régimen de banqueros como el que vivimos es imposible que los pobres tengan los servicios que merecen.

Si en apenas una de las regiones de Jalisco, 80 por ciento de los municipios no tiene servicios bancarios, imagínese usted a cuántas poblaciones de la República les faltan en este momento tan indispensables servicios, por el único delito de ser pobres. Es una vergüenza para el Gobierno de México, no para los banqueros, que nunca la han tenido y ni mexicanos son, permitir esta clase de inequidades.

Paco Barba menciona dos ayuntamientos, Villa Guerrero y Totatiche, que sacrificando sus escasísimos recursos, hasta oficinas les hicieron a los bancos para que instalaran sucursales, pero éstos ni así se animaron a prestar el servicio, porque no lo consideraron rentable. “Eran pocas las utilidades”. ¡Qué descaro!

En lo personal nunca fui, ni soy partidario del Estado empresario; el Gobierno debe involucrarse lo menos posible en negocios privados, pero cuando la Banca privada muestra tanta insensibilidad para apoyar a la gente de escasos recursos, considero indispensable fundar con la mayor urgencia un Banco de Estado que los apoye. Es injusto, inhumano, peligroso para el Estado mismo, dejar a esta gente, la más vulnerable, a merced de los agiotistas.

El presidente Enrique Peña Nieto debe tomar medidas urgentes en favor de la gente más necesitada, pero no con palabras, con hechos.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 31 de julio de 2015.

 

 

Share Button

La industria, avanzada empresarial de México

_MG_6380

Manuel Herrera Vega.

Desde hace muchos años el sector industrial se ha destacado por sus posiciones de avanzada respecto a las demás ramas empresariales del país, como son el comercio y la Banca, que por defender a ultranza sus intereses se caracterizan muchas veces por mantener políticas conservadoras ajenas a las exigencias políticas, económicas y sociales del conjunto nacional.

Jalisco no ha sido la excepción en esta línea de conducta seguida por la industria del país, ya que con frecuencia sus dirigentes, a través de sus correspondientes Cámaras, han salido en defensa no sólo de los intereses de sus agremiados, sino también de las causas más sentidas de la población.

Por ello satisface que un industrial jalisciense, Manuel Herrera Vega, se haya convertido en candidato único para dirigir la Confederación Nacional de Cámaras Industriales, Concamin, donde sin duda seguirá luchando por el desarrollo industrial y además por la implantación de políticas de gobierno que garanticen la seguridad y el bienestar de todos los mexicanos.

En reciente entrevista, Herrera Vega hablaba de la necesidad de garantizar el Estado de Derecho, la seguridad pública, el combate efectivo contra la corrupción (la ineficiencia gubernamental que es también una forma de corrupción), y algo muy importante, reducir el abismo existente entre ricos y pobres, es decir, la tremenda desigualdad social que amenaza la paz y el bienestar nacional.

Estas banderas encajan bien no sólo en el sector industrial de Jalisco y de México sino también en una personalidad como Manuel Herrera, empresario joven que desde hace años se ha preparado para entender el gobierno y la política económica y social del país.

Resulta, por ejemplo, que con el claro propósito de desviar atenciones y evadir responsabilidades, muchos políticos aseguran que el principal problema de México no es la corrupción, sino la inseguridad o la impunidad. Los cierto es que si no hubiera corrupción desde las más altas esferas del poder, la seguridad pública funcionaría mucho mejor y obviamente también habría márgenes más amplios de justicia.

Es evidente que la corrupción genera prácticamente todos los grandes males del país, empezando por la inseguridad, la injusticia, la ingobernabilidad, el deterioro ambiental, etcétera. Es el cáncer que destruye todos los tejidos sociales, afectando directamente la columna vertebral de nuestro sistema, que es el Estado de derecho, e incide directamente en la competitividad económica, ya que los capitalistas prefieren invertir su dinero en países más seguros.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por la revista Portada de México en su edición de febrero de 2015.

Share Button