El descrédito de las encuestas

 David Rogelio Campos y Eduardo Velasco Briseño.David Rogelio Campos y Eduardo Velasco Briseño.

En su reciente exposición ante la Junta Directiva de la Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística de Jalisco, el director general del Instituto de Información Estadística y Geográfica (IEEG), maestro David Rogelio Campos Cornejo, admitió que el 70 por ciento de la gente rechaza contestar encuestas, lo que obviamente dificulta en gran medida los trabajos de la institución.

El problema –comenté–, es sin duda el alto grado de descrédito al que han llegado las encuestas en nuestro medio, empezando por el hecho de que en las recientes contiendas electorales, más del 90 por ciento de las empresas encuestadoras fallaron en sus pronósticos, y pregunté si no habría manera de sancionarlas y evitar que vuelvan a engañar a la gente.

El maestro Campos respondió que no le corresponde a él hablar de sanciones, pero que es evidente el desprestigio a que han llegado los encuestadores, no sólo en México, sino también en el extranjero, concretamente en Estados Unidos, donde sus abusos repercuten ya en las actividades de instituciones que hacen investigación seria.

La regulación en esta materia –abundó—está bastante relajada, porque en aras de la libertad se han cometido y se cometen las peores tropelías.

Sobre el mismo tema se destacó el hecho de que los encuestadores en general rechazan las opiniones de la gente de la tercera edad, pese a que este sector de población ha crecido significativamente.

En resumen, hay que poner atención en la normatividad de las encuestas, porque éstas son indispensables en estadística; es necesario que la gente vuelva a creer en ellas.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 14 de agosto de 2015.

 

Share Button

Amos y señores de México

Sé solidario... De la página Cuanto más conozco a políticos y a banqueros... Facebook.

Desde que el Estado renunció a la rectoría económica, los banqueros se han convertido en amos y señores de México: hacen lo que quieren y como quieren en contra de sus clientes y del interés nacional, sin que nadie los llame a cuentas. La famosa Condusef, que se supone debería defender a los usuarios de la Banca, es sólo un parapeto burocrático obediente a la normatividad dictada por los propios banqueros.

De acuerdo con el analista financiero Francisco Cuevas Corona, la Banca extranjera tiene en México una ganancia del 30 por ciento de sus utilidades mundiales. Casos como los de BBVA, Santander, Scotiabank y HSBC, que dominan el mercado mexicano en 90 por ciento, han encontrado en el país una inmensa riqueza, sin que el Gobierno federal haga nada para detener este pavoroso e indignante saqueo.

Hace 500 años los extranjeros se llevaban el oro y la plata de los mexicanos a cambio de espejitos y cuentas de vidrio, pero ahora ni eso dejan, por lo contrario, los abusos más increíbles están a la orden del día:

El hecho de que más de 80 por ciento de los pueblos del Norte de Jalisco carezcan de servicios bancarios por el único delito de ser pobres (los bancos, en vez de poner más oficinas, las retiran por “incosteables”), muestra la injusticia que se comete contra la mayoría de los mexicanos. Si éste fuera un país realmente democrático, las oportunidades serían iguales, ¿O no?

Que el actual régimen federal no muestre interés en estas cosas se explica por su política económica entreguista, ¿pero tampoco el Gobierno de Jalisco?

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 7 de agosto de 2015.

Share Button

Seguridad y justicia, retos de Almaguer

 Eduardo AlmaguerEduardo Almaguer.

Cuando hace unas semanas el gobernador Aristóteles Sandoval anunció el nombramiento del abogado Eduardo Almaguer como nuevo fiscal general del Estado, en sustitución de Luis Carlos Nájera, muchos se preguntaron por qué se ubicaba ahí a un licenciado en Derecho sin experiencia policíaca, cuando lo más urgente es devolverle a Jalisco el ambiente de seguridad pública que disfrutó hace más de 30 años.

Sabido es que Carlos Nájera, cuando tomó posesión de la Fiscalía General, a principios de la actual administración priísta, traía ya una amplia experiencia como responsable de la seguridad pública estatal y municipal durante los últimos gobiernos panistas, de suerte que su nombramiento como fiscal general en esta administración llevaba implícito el propósito de aprovechar sus habilidades en este importante ramo del servicio público.

Sin embargo, por razones que valdría la pena analizar aparte, pasó el tiempo y no se obtuvieron los resultados esperados en materia de seguridad; la percepción general de los jaliscienses es que, lejos de disminuir, ha crecido en estos años el número de delitos. Éste fue sin duda uno de los motivos que precipitaron la remoción de este funcionario.

Y ahora la pregunta es si el nuevo fiscal, sin antecedentes en los servicios de policía, será capaz de rendir buenas cuentas en tan delicada materia. Él mismo confía en que sí lo hará porque espera rodearse del mejor equipo humano disponible en el área, a la vez que pondrá máxima atención en la otra responsabilidad importante de la Fiscalía, que es la procuración de justicia.

Por lo que respecta a la seguridad pública, Eduardo Almaguer anuncia que mejorará todo lo relacionado a la prevención del delito. Se trata, dijo, de optimizar la vigilancia y agilizar la respuesta de la autoridad en todos aquellos puntos donde pudiera esperarse la comisión de ilícitos, sin que esto implique la instalación de retenes o volantas para desarmar a la gente, lo que algunos consideran anticonstitucional.

En cuanto a la procuración de justicia, Almaguer asegura que seguirán adelante las denuncias pendientes de resolver tanto por lo que ve a los fraudes cometidos en contra del Congreso del Estado como al desvío de fondos públicos por parte de la pasada administración estatal, sin que pesen para el efecto obstáculos de carácter político.

El restablecimiento del Estado de Derecho, además de la acción policíaca, dice Almaguer, será tarea fundamental del gobierno en lo que resta de la administración.

En efecto, tanto o más importante que la seguridad, es en este momento el combate a la corrupción y a la impunidad. Al nuevo fiscal se le puede achacar su inexperiencia policíaca, pero de que cuenta con capacidad suficiente para rescatar el Estado de Derecho, ni quien lo dude. Todo es cuestión de que cuente con el apoyo necesario, porque ni la una, ni la otra, son tareas fáciles.

javiermedinaloera

Artículo publicado por la revista Portada de México en su edición de agosto de 2015.

Share Button

Cuidemos nuestros libros

Cuidemos nuestros libros. Fundación Vamos a Leer en Facebook.

La Biblioteca Nacional de Maestros hace diez importantes recomendaciones para mantener en buen estado las bibliotecas escolares o familiares:

1.- Ordene los libros en sus estantes en posición vertical, colocándolos levemente inclinados para evitar que se caigan y que se maltraten por estar demasiado juntos.

2.- Los libros de gran formato puede colocarlos en posición horizontal.

3.- Instale los estantes a 15 cm del suelo como mínimo y alejados de las paredes, como medida de protección contra la humedad, el agua y la suciedad.

4.- Los documentos de gran tamaño como mapas y láminas deben colocarse sobre superficies planas, sin poner cosas sobre los mismos.

5.- Maneje fotografías, discos y cintas por sus bordes, usando preferentemente guantes de algodón. Todo equipo de reproducción de video debe mantenerse limpio, ordenado y en condiciones de uso.

6.- Manipule con cuidado los materiales encuadernados, sin forzar la apertura a 180 grados.

7.- Use recortes de papel para marcar las páginas de su interés. No utilice autoadhesivos ni clips porque deterioran el material impreso.

8.- Asegure la ventilación del espacio donde se almacenan los libros y mantenga secos techos, pisos y paredes. De igual manera, minimice la exposición a la luz para proteger el color de sus materiales.

9.- No coma ni beba en las áreas asignadas a los libros, a fin de mantenerlos limpios y libres de plagas.

10.- Evite usar cintas adhesivas para restaurar porque pierden adherencia rápidamente e introducen sustancias contaminantes en los papeles. En caso necesario, aproveche la experiencia de un encuadernador.

Vamos a leer porque el saber te hace valer.

javiermedinaloera.com

 Artículo publicado por la revista México Rural en su edición de agosto de 2015.

 

 

Share Button