La lectura, base de progreso


A través de la Historia hemos visto que los pueblos que más leen son los que mejor salen adelante, porque el conocimiento es y será siempre base de progreso.

Hace unos días una amiga periodista publicó en redes sociales una fotografía donde se ve a mucha gente sentada en una antesala de gobierno (en Guadalajara) sin hacer absolutamente nada. “Si amaran la lectura –dice mi amiga–, los tiempos de espera serían más soportables y de paso más productivos. Hasta les brillarían tantito sus ojos. Pero sólo una persona entre más de cien que alcanzo a ver…tiene un libro en la mano. Como si no latiera su corazón. Ellos se lo pierden”.

En efecto, un pueblo que no lee está condenado al atraso.

Recordé que hace 20 años, cuando tuve oportunidad de visitar la ciudad de Berlín, en la entonces recién unificada Alemania, observé que tanto en los aviones como en el Metro el 80 por ciento de la gente se ocupaba en leer periódicos, revistas o libros, lo que me causó una gran impresión, ya que jamás había visto tanto interés popular por la lectura.

Recordando entonces la situación de México en este importante aspecto, me nació la idea de escribir la columna titulada “Vamos a leer”, que mes a mes publica hoy “México Rural”, la revista de mayor circulación en las zonas marginadas del país.

Nos falta una gran comunión entre sociedad y gobierno para impulsar la lectura y en general todas las manifestaciones culturales.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por la revista México Rural en su edición de marzo de 2018.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *