La modestia en los gobernantes

Pepe Mujica, presidente de Uruguay. Wikipedia

Pepe Mujica, presidente de Uruguay.

   En una reunión altamente protocolaria de la Cumbre de Norteamérica, el presidente estadounidense Barack Obama extrañaba hace unos días el chorizo de Toluca. Ésta es una de las virtudes que lo hacen popular.

   En general, los políticos estadounidenses se distinguen de los mexicanos en que saben romper el hielo y aplicar el sentido del humor en ambientes que pecan de solemnes. Los mexicanos, en cambio, aman la solemnidad, la rigidez, creen que entre más serios se muestren ante la gente, serán más creíbles, y esto es falso. Claro, no creemos en  políticos payasos, pero tampoco en quienes tratan de dorarnos la píldora.

   En otros ámbitos de la política internacional se dan también casos de modestia sin demagogia.  Por ejemplo, el presidente de Uruguay, conocido popularmente como José Mujica o Pepe Mujica, tiene fama de ser uno de los líderes políticos más humildes, austeros y honrados del mundo. La gente de su país y de muchas partes aprecia su modestia, la sencillez con que se conduce incluso en los actos más solemnes.  Esto lo hace eminentemente popular, porque además muestra con hechos que sus actitudes no son demagógicas, sino espontáneas, naturales, congruentes con su forma de ser y de pensar.

   En México también hemos tenido, a través de la historia, claros ejemplos de sencillez y modestia en líderes políticos y gobernantes. Entre los ejemplos más destacados, a nivel nacional, destaca en los tiempos de la Independencia, José María Morelos y Pavón, arriero en su juventud y que jamás renegó de su origen humilde.  Durante la Reforma, sobresale la figura de Benito Juárez, el Presidente indígena, con excelentes cualidades como gobernante y ser humano.

   Pero no sólo tenemos ejemplos de modestia en políticos nacionales, sino también regionales y locales. En Jalisco, por ejemplo, destaca el caso del gobernador Francisco Labastida Izquierdo, quien llegó a tomar posesión de su cargo, en 1920, a bordo de una bicicleta, y en el mismo vehículo se transportó durante todo su período, en una época en que ya circulaban en Guadalajara lujosos automóviles, de los cuales presumían los poderosos.

    La modestia, lejos de rebajar al gobernante, lo enaltece.

Share Button

2 thoughts on “La modestia en los gobernantes”

  1. Estimado Javier,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    1. Muchas gracias, Natalia, por tu invitación. Me costó trabajo inscribir mis tres blogs en Paperblog, porque la verdad todavía no le entiendo bien a todas estas cuestiones digitales, que son realmente novedosas para mí, pero que cada día me atraen más debido a las grandes perspectivas que con ellas se abren para el ejercicio periodístico. Felicidades por el trabajo que ustedes desarrollan en Paperblog, que seguramente redundará en el mejoramiento de esta noble actividad. Saludos cordiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *