Lo que espero del nuevo gobernador

Aristóteles Sandoval Díaz.

   Este viernes uno de marzo el abogado Jorge Aristóteles Sandoval Díaz asumirá el cargo de gobernador constitucional del Estado de Jalisco para el período 2013-2018, en un ambiente que invita a rectificar el rumbo y hacer un parteaguas con la administración que entrega el contador Emilio González Márquez, a fin de mejorar las condiciones políticas, económicas y sociales de la entidad.

   Como ciudadano que ha venido observando desde hace décadas la relación entre el desarrollo de Jalisco y sus gobernantes, me gustaría que el nuevo gobernador tomara en cuenta tres puntos básicos:

   Primero: Avocarse de inmediato a la solución de problemas urgentes que han sido descuidados o abandonados por los últimos gobiernos en las áreas de seguridad pública, agua potable, movilidad urbana, medio ambiente, justicia y transparencia, entre otros, sin dejar de prever la satisfacción de futuras necesidades.

   Segundo: Rodearse del mejor equipo de colaboradores en función de su capacidad, responsabilidad y honradez, y no por presión de amistades, compadrazgos y compromisos políticos, ya que un gobierno fuerte sólo puede hacerlo un buen equipo. Asimismo, como nada es seguro en este campo, que sobre la marcha sustituya a quienes fallen en el cumplimiento de su deber.

   Tercero: Que el nuevo gobernador esté consciente tanto de los éxitos como de los fracasos de sus antecesores, con el ánimo de, en su estilo personal, imitar aciertos y evitar errores. Desde Prisciliano Sánchez hasta nuestros días, Jalisco ha tenido buenos, malos y pésimos gobernantes, y como tales fueron identificados en su momento por la opinión pública.

   Aristóteles Sandoval puede pasar a la historia como uno de los mejores gobernadores de Jalisco si acierta a manejarse con prudencia y sabiduría. Además, está obligado a ello no sólo como joven político que aspira a continuar su exitosa carrera, sino también por conveniencia de su partido, el PRI, al que los electores jaliscienses, tras el fracaso del PAN, han dado una segunda y quizás última oportunidad histórica.

   Veremos sobre la marcha si éstos que parecen sueños, se cumplen.


   Imagen: De la página Soy Pri en Facebook.

Share Button

A 100 años del sacrificio de Madero

 
   La noche del 22 de febrero de 1913 fueron asesinados Francisco Madero y José María Pino Suárez cuando eran trasladados a la Penitenciaría, en la Ciudad de México. Tres días antes la Cámara de Diputados había aceptado sus renuncias como Presidente y Vicepresidente de la República, respectivamente.
   Estos crímenes, atribuidos al general Victoriano Huerta, quien el 18 del mismo mes había asumido el poder civil y militar de la nación,  abrieron las puertas del infierno para los mexicanos, pues si el Presidente Madero hubiese terminado su mandato constitucional y avanzado en el cumplimiento de los anhelos revolucionarios de 1910, otra muy distinta hubiera sido la suerte del país.
 
Un Presidente desamparado del pueblo
 
   En primer lugar sorprendió en aquella época cómo un hombre de temple, como Madero, consintiese en renunciar a su alta investidura, allanando así el camino de la traición. Hay quienes señalan que lo hizo porque se sintió desamparado del pueblo y porque se le dijo que era esa la manera de salvar la vida de todos sus amigos presos.
   Hubo después otra renuncia incalificable: La del ministro de Relaciones maderista, que, por ley, se convertía en Presidente y que renunció al instante a fin de que la Cámara pudiese nombrar Presidente interino al propio Victoriano Huerta.
 
Hasta el Papa felicitó a Huerta
 
   En aquel tiempo todo indicaba que la gente, cansada de desórdenes, prefería el autoritarismo de los generales a la democracia maderista. El escritor José Vasconcelos, testigo de aquellos acontecimientos, informa que hasta el Papa Pío X felicitó a Huerta “por haber restablecido la paz” y le envió sus bendiciones.
   El asesinato de Madero y Pino Suárez constituye todavía un punto oscuro en la Historia de México, ya que el plan original, confirmado entonces por el embajador de Estados Unidos, Henry Lane Wilson, era desterrarlo del país, para lo cual estaba listo un tren en la estación. Y además se dice que cuando Huerta recibió el informe de la “ley fuga” aplicada a Madero, exclamó sorprendido y molesto: “¡Ya hicieron mártir a este pen…!”
   Y en efecto, el abominable crimen desencadenó acciones militares que pronto arrojaron del poder al propio Huerta y regaron de sangre a la nación. Esto fue precisamente lo que trató de evitar en 1911 el dictador Porfirio Díaz cuando, presionado por Madero, renunció a su cargo y eligió el doloroso destierro.
 
Madero, bandera de la regeneración patria
 
   Madero asesinado fue sin duda una bandera de la regeneración patria. “Hay ocasiones en que el interés de la masa reclama la sangre del justo para limpiarse de pústulas. Cada calvario desnuda la iniquidad del fariseo”, dice Vasconcelos.
   En fin de cuentas, a 100 años del asesinato de Madero, es evidente que nuestro país avanza en su desarrollo democrático, aunque a costa de otros muchos sacrificios. Ahora hay hasta alternancia en el poder, cosa que se creía imposible hace apenas dos décadas. Es claro que esta costosa democracia aún arrastra bastantes errores, pero lo bueno es que el camino para corregirlos pacíficamente permanece abierto.
 
   Imagen:Enciclopedia de México.

 

Share Button

El desprecio a la opinión pública y sus consecuencias


Siempre hay una venda sobre los ojos de los que gobiernan… Pero cuando esa venda cae nos podemos encontrar al borde del abismo.

La majestad caída. Juan A. Mateos.


   Con el desarrollo de las modernas tecnologías de comunicación, principalmente Internet, la opinión pública ha adquirido en los últimos años una creciente importancia en todos los países, y ningún factor de poder político o económico debiera subestimarla si no quiere sufrir las consecuencias.

   Entendida como la expresión diversa de una comunidad ante circunstancias o eventos de carácter público, no privado, la opinión pública ha sido determinante en el desarrollo histórico de México desde tiempos de la Independencia hasta nuestros días.


Causas de la Independencia


   La Independencia nacional, en 1821, no hubiera sido posible sin una opinión pública convencida del pesado lastre que significaron 300 años de opresión, esclavitud y abusos cometidos por los peninsulares españoles en contra de la raza indígena e incluso contra los criollos, cuya inconformidad se manifestó reiteradamente desde el siglo XVI.


Motivos de la Guerra de Reforma


   En las décadas que siguieron a la Independencia, muchos mexicanos empezaron a ver con preocupación el crecimiento del poder político y económico  de la Iglesia y la falta de libertades económicas, de expresión y de cultos, lo que dio origen a la Constitución liberal de 1857, a la que se opusieron los conservadores. Esto motivó la Guerra de Reforma, que triunfó luego de tres años de cruenta lucha.


Razones de la Revolución


   Cincuenta años después la opinión pública nacional fue decisiva para el triunfo de la Revolución, que a costa de la sangre de un millón de mexicanos, abrió caminos de libertad y progreso a obreros, campesinos e indígenas, prácticamente esclavizados hasta entonces por los grupos de poder político y económico que respaldaba el régimen del dictador Porfirio Díaz.


Por qué pierden los partidos


   Más tarde llegó el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que dominó la vida política nacional durante 70 años, pero que fue arrojado del poder en el año 2000 cuando los gobernantes surgidos de este partido despreciaron sistemáticamente los reclamos de la gente contra la corrupción y los abusos imperantes. Esto abrió las puertas de la alternancia al Partido Acción Nacional (PAN), que 12 años después también fue echado del poder por su incapacidad para entender las quejas y los anhelos de seguridad y bienestar de la población.

   Finalmente, desde diciembre de 2012, el PRI regresó al gobierno, en una segunda y probablemente última oportunidad histórica.

   Por el bien del país, de su tranquilidad y bienestar, ojalá que los priístas tengan conciencia de estos antecedentes y de lo que irremisiblemente sucede cuando se desprecia la opinión popular.



Imagen: Hidalgo. Mural de Orozco en el Palacio de Gobierno de Jalisco.

  

Share Button

Agua para Guadalajara



Y he aquí que los jefes de Xibalbá preguntaron al Maestro Mago Relámpago:

-¿Cuándo es verdad y cuándo es mentira lo que dices?

Y he aquí que el Maestro Mago Relámpago les dijo:

-Ni yo mismo lo sé.
Del Popol- Vuh

Los políticos de todos los tiempos y de todas las naciones suelen mentir por sistema. Esto lo consideran necesario tanto para conquistar el poder como para mantenerlo. Durante sus campañas electorales hacen infinidad de promesas para conseguir votos, pero tan pronto como ocupan el cargo que anhelaban se olvidan de ellas, porque muchas de éstas simplemente no pueden cumplirse. Sin embargo, les interesa mantener el poder y para ello siguen tomando decisiones políticas.

El problema es que muchas de las decisiones que se requieren por parte de los gobernantes para garantizar el desarrollo económico y social de los pueblos no deben tomarse en función de conveniencias políticas, que con frecuencia tienen que ver con intereses personales, de grupo o de partido, sino en estudios técnicos realizados por profesionales que antepongan ante todo el interés público.

Infinidad de programas y acciones de gobierno, con altas perspectivas sociales, se han dejado de realizar durante las últimas décadas en esta parte del país, sólo por atender reclamos políticos por encima de las propuestas técnicas, es decir, se ha hecho a un lado a la gente que realmente conoce de tal o cual problema, para satisfacer a quienes buscan llevar agua a su molino.


Decisiones técnicas, antes que políticas


Un caso concreto es el del abastecimiento de agua potable a la Zona Metropolitana de Guadalajara, para lo cual se han realizado estudios de todo tipo desde hace más de 50 años, sin que a la fecha se pueda contar con un proyecto definido, respaldado por todos los sectores políticos y sociales, para garantizar el suministro del vital líquido a esta populosa ciudad.

La Zurda, Arcediano, El Purgatorio, El Zapotillo, el Acueducto II de Chapala, son algunos de los proyectos que se han manejado y desvirtuado muchas veces, no por objeciones técnicas, sino básicamente por cuestiones políticas.

La participación social debe manifestarse ante cualquier acción de gobierno, incluso en las obras de infraestructura que deban realizarse, pero siempre con conocimiento de causa. Es necesario que sobre éste y otros temas opinen quienes realmente conocen el problema, ya que con frecuencia intervenimos quienes ni siquiera tenemos nociones del asunto de que se trata.

El problema del agua para Guadalajara -aseguran expertos-, no es de fuentes de abastecimiento, sino de que los jaliscienses, con sus autoridades al frente, nos pongamos de acuerdo en qué hacer y cómo hacerlo pronto y bien, ya que la ciudad está en riesgo de entrar en crisis de desabasto.

Share Button

Juicios orales en Jalisco

Juicios orales. Imagen: El Siglo de Torreón.

El nuevo presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado (STJE), magistrado Luis Carlos Vega Pámanes, agilizará los preparativos para establecer en Jalisco el sistema de juicios orales, que ya funciona en otros estados de la República, a fin de mejorar la transparencia de la justicia y abatir los costos de su administración.

¿Qué avances se tienen para la implantación del nuevo sistema? Gracias a los cursos de capacitación y a una maestría sobre juicios orales realizados en los últimos años, se cuenta ya con los primeros abogados certificados para estas tareas, además de que se podrá aprovechar el tercer piso de la nueva Ciudad Judicial, a punto de terminarse, para instalar las oficinas correspondientes.

Aunque restan todavía cuatro años del plazo fijado por el decreto presidencial para que los juicios orales operen en el país, es posible acelerar en Jalisco este proceso si se dispone a la mayor brevedad de los recursos presupuestales necesarios.

El presidente del STJE dialogará con los miembros de la nueva Legislatura local y con el gobernador electo, Aristóteles Sandoval, para tratar de destrabar la cuestión presupuestal y apresurar con ello la implantación del sistema antes del plazo fijado por el decreto presidencial.

A nivel nacional se requerirán 25 mil millones de pesos para arrancar el programa, un presupuesto que se antoja elevado, pero sin duda necesario, ya que detrás de cada juez se necesitará todo un aparato burocrático que trabaje las sentencias.

La idea en Jalisco es empezar por los delitos de menor impacto, como robos sencillos y estupros, para luego avanzar en los demás hasta cubrir la totalidad.

“Nuestro sistema”, asegura el presidente del STJE, “no será una copia pirata, sino adaptada a nuestras necesidades jurídicas, cultura, educación y posibilidades”. No puede esperarse otra cosa, siendo Jalisco un Estado donde tradicionalmente han florecido notables juristas.

Bienvenidos, pues, los juicios orales, que si bien no tienen como objetivo básico la agilización de la justicia, que buena falta le hace, sí el de transparentarla, ya que estos juicios serán a la vista de todos, cosa que no ocurre en los escritos. ¡Ésa es la gran diferencia!

Share Button

Policías comunitarias contra delincuentes

Comuneros de Ayotitlán (Imagen de archivo: crónicadesociales.org)

De especial trascendencia por sus antecedentes históricos y por el futuro de la seguridad pública en Jalisco y otros estados del país, son las notas periodísticas publicadas recientemente sobre la probable creación de la Policía Comunitaria de Ayotitlán, en la Costa Sur del Estado, misma que asumirá su propia defensa en contra de los delincuentes.
Con el apoyo de autoridades locales y federales se ha programado para el próximo 11 de febrero en la cabecera municipal de Cuautitlán de García Barragán, a donde pertenece dicha comunidad indígena, la reunión que tiene por objeto crear este organismo de defensa civil.

El hecho es que ante la incapacidad de los organismos de seguridad pública municipal, estatal y federal para hacer frente a la alta incidencia de asaltos, secuestros y homicidios en Ayotitlán, sus mil 500 habitantes resolvieron defenderse por su cuenta. Los apoyan para este propósito diputados locales, Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Secretaría de la Defensa Nacional, Comisión Estatal de Derechos Humanos y Universidad de Guadalajara, entre otras autoridades.

El modelo que pretenden seguir los ayotitlenses para su Policía Comunitaria es el que ya se practica en por lo menos seis localidades del Estado de Guerrero, entre ellas Tecoanapa y Ayutla de los Libres, donde también en los últimos tiempos, ante la recurrencia de asesinatos, secuestros, extorsiones, cobros de piso y amenazas contra las familias (delitos impunes en su inmensa mayoría), establecieron sus propios organismos de seguridad, con el apoyo del Estado y de la Federación.

¿Cuáles son los antecedentes históricos que existen en México sobre esta modalidad de organización civil contra la delincuencia?

Luego de la derrota del general Francisco Villa por el Ejército federal en los combates de Celaya, a partir de 1917 se multiplicaron las Defensas Sociales organizadas en los pueblos, principalmente del Norte del país, para hacer frente al bandolerismo generado por la desintegración de las tropas villistas.

El gobierno de Venustiano Carranza no sólo permitió la organización de las milicias sociales, sino que las alentó e incluso las apoyó con armas y municiones, a cambio de que combatieran a los villistas. En casos especiales, por ejemplo, cuando hubo necesidad de erradicar a las bandas apoderadas de la Zona Huichola,en el Norte de Jalisco, el Ejército federal se sumó a las Defensas Sociales para combatirlas.

Estas Defensas, que incluían a todos los hombres adultos de cada pueblo capaces de llevar armas, no se desarrollaron en lugares donde el Gobierno tenía control firme, como en Yucatán, o donde dominaban los revolucionarios, como en el Morelos zapatista, pero sí se convirtieron en una pesadilla para los bandoleros que buscaban para ocultarse y operar impunemente las zonas más aisladas o menos vigiladas.

El resurgimiento de las ahora llamadas Policías Comunitarias confirma que el Gobierno ha sido rebasado por la delincuencia en distintas regiones del país, lo que obliga a la gente a defenderse por sus propios medios. Aprovechar la experiencia histórica que existe al respecto permitirá a las autoridades apoyarse en la gente para combatir a los delincuentes y restaurar el Estado de Derecho en esos lugares.

Share Button

La deuda de Jalisco o el costo del despilfarro

Emilio González Márquez, gobernador de Jalisco (Fotografía: Héctor Hernández).

Emilio González Márquez entregará en seis semanas el Gobierno del Estado con una deuda de 16 mil 609 millones de pesos. Hace seis años, cuando tomó posesión, la deuda ascendía a 4 cuatro mil 609 millones, lo que quiere decir que la entregará triplicada, habiendo endeudado al gobierno a un ritmo de casi dos mil millones de pesos anuales.
Lo peor del caso es que esta deuda la hemos de pagar todos los jaliscienses, porque de otra manera, como ocurre con cualquier individuo o empresa que no cumple sus compromisos financieros, pues simplemente no le vuelven a prestar, exponiéndose además a que le cobren a lo “chino”, con el consecuente desprestigio, etcétera.

Ahora es cuando adquiere mayor significado aquella pública “mentada” del  gobernador a quienes le advertían sobre posibles excesos en el gasto público, lo que quiere decir que el pueblo difícilmente se equivoca; quienes se equivocan a menudo son los gobernantes que carecen de la sensibilidad necesaria para interpretar con la debida oportunidad los mensajes de sus gobernados.

Todos los jaliscienses, incluyendo a quienes entonces lo alabaron, habremos de sufrir ahora las consecuencias del despilfarro, porque para pagar tan monstruosa deuda, no hay más remedio que ajustarse el cinturón, privándonos de cosas tan necesarias como son escuelas, hospitales, caminos, presas, redes de agua potable y tantas otras obras y acciones que requieren los pueblos para su bienestar y progreso.

Ojalá que esta lamentable experiencia sirva a los nuevos gobernantes, que están a punto de asumir sus cargos, para ejercer con el mayor escrúpulo el gasto público, aparte de que están obligados a investigar a fondo posibles malversaciones y rescatar hasta donde sea factible algún recurso de lo que ya se considera perdido, porque recuérdese que no sólo está en quiebra financiera el Gobierno del Estado, sino también el Poder Legislativo, donde hay cuentas por aclarar, así como muchos ayuntamientos.

Share Button

Día Nacional del Periodista

El Despertador Americano, primer periódico insurgente de América.

A raíz de que el Presidente Enrique Peña Nietofelicitó a través de su cuenta de Twitter a los periodistas mexicanos por el Día Nacional del Periodista, el pasado 4 de enero, el colega Teodoro Rentería Arróyave se dio a la tarea de investigar los antecedentes de esta celebración, específicamente en lo referente a la fecha escogida para la misma.

¡Oh sorpresa!, con todo y que fue y es bien recibida la felicitación presidencial, Rentería Arróyave encontró que no existe en nuestro país nada que indique que los informadores mexicanos hayan escogido el 4 de enero para celebrar su día, como tampoco un decreto oficial que así lo establezca.

En su comentario enviado desde Matamoros, Tamaulipas, el apreciable comunicador dice que estuvo ahí el 4 de enero para celebrar con los colegas tamaulipecos el Día del Periodista, como lo vienen haciendo localmente desde hace 63 años para conmemorar el aniversario de la Unión de Periodistas Democráticos (UPD).

Sin embargo, respecto a la felicitación de Peña Nieto, la Presidencia de la República aclaró que respondía a la fecha fúnebre del periodista Manuel Caballero, considerado como el iniciador del reporterismo en México.

Por consiguiente, hay hasta aquí dos motivos diferentes para considerar como Día del Periodista el 4 de enero, pero además cabe recordar que hasta el año 2001 el Gobierno de México celebró el Día de la Libertad de Prensa el 7 de junio, por iniciativa del coronel José García Valseca, dueño de la cadena de periódicos que llevaba su nombre.

Posteriormente, el gremio empezó a festejar como Día del Periodista el 3 de mayo, día que Naciones Unidas dedica a la Libertad de Expresión.

Lo anterior, aparte de que cada país celebra su Día Nacional del Periodista, en reconocimiento a un comunicador ilustre o por la publicación de su primer diario o semanario.

Con estos antecedentes, salta a la vista la confusión imperante en México, ya que  en resumidas cuentas, nadie sabe a ciencia cierta si el Día del Periodista es el 4 de enero, el 7 de junio o el 3 de mayo, por lo que Rentería Arróyave concluye que sería muy valioso que el Presidente Peña Nieto abriera una consulta nacional, exclusivamente entre los periodistas, para fijar una apropiada y significativa fecha para este festejo.

En lo particular me adhiero desde luego a esta iniciativa y propongo que se considere en dicha consulta el 20 de diciembre, día en que por indicaciones del libertador Miguel Hidalgo apareció en 1810 en Guadalajara El Despertador Americano, primer periódico insurgente de América. Esta fecha es altamente significativa para la libertad de expresión en México y en el mundo, ya que en ese mismo mes decretó Hidalgo en esta ciudad la Abolición de la Esclavitud, mucho antes de que lo hiciera la inmensa mayoría de los países.

Share Button

Las leyes son para cumplirse

¿Cómo está eso de que la Secretaría del Trabajoy Previsión Social no ejerció en 2012 los 10 millones de pesos correspondientes al Seguro del Desempleo, a pesar de que el Congreso del Estado aprobó ese recurso en el Presupuesto de Egresos y de que la propia dependencia publicó en el Periódico Oficial El Estado de Jalisco las reglas de operación de ese concepto, con lo cual se dejó de beneficiar a desempleados y empresas que recortaron personal en ese año?

El secretario del Trabajo, Ernesto Espinosa Guarro, había dicho que no se pudieron ejercer estos recursos porque el Congreso no hizo las reglas de operación, pero luego se comprobó que éstas sí fueron publicadas el 4 de febrero del año pasado. Y luego el funcionario, al admitir que sí se publicaron dichas reglas, argumentó que “finalmente, ante el estudio detallado no encontramos sustento en los objetivos del mismo presupuesto autorizado por el Congreso” (El Informador. 3/1/13).

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, la población desempleada al tercer trimestre de 2012 fue de 189 mil 718 personas. Sin embargo, los interesados no pudieron acceder al apoyo, que preveía entregarles mil 500 pesos mensuales por un lapso de uno a tres meses.

Si leyes como ésta, debidamente aprobadas por el Congreso y promulgadas por el Ejecutivo, no se aplican, ¿entonces para qué se hicieron?, ¿para que se adornara quién? No señores, las leyes son para cumplirse, no para lucimiento de nadie. 
Ahora todos se van a lavar las manos, como Pilatos, y aquí no ha pasado nada, como ha sucedido siempre que la autoridad incumple la ley. En un Estado de Derecho es el gobierno el que debe poner el ejemplo de respeto a la normatividad, pero si éste no lo hace, ¿qué se puede esperar?

¡Qué lamentable!

Share Button

Da lástima y vergüenza el Congreso de Jalisco

Mural a la entrada del recinto legislativo del Congreso del Estado. 

Sin precedente histórico la corrupción y el desprestigio del Congreso del Estado de Jalisco, convertido durante las dos últimas legislaturas en botín de gandallas. Tal es el desorden imperante que los nuevos diputados no hallan la manera de corregirlo y seguramente no la encontrarán si, igual que sus antecesores, continúan siendo incondicionales de sus respectivos partidos y no de la gente que los eligió en las urnas.

Lo que sucede en el Congreso local no es más que una muestra del ruinoso estado en que se encuentra la moral pública en México.

Entre las muchas definiciones de moral pública, todas ellas coincidentes, figura la siguiente: Conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible tanto a la comunidad como a cada uno de sus miembros el logro más fácil de su propia perfección.

A través de su historia, México ha tenido notables altibajos en su moral pública. Los niveles más altos se alcanzaron obviamente en las épocas correspondientes a los tres grandes movimientos sociales que dieron perfil a la nación: Independencia en 1810, Reforma en 1857 y Revolución en 1910.

En este momento nuestro país atraviesa por uno de sus más bajos niveles de moral pública de su historia, ¿por qué?, porque no hay congruencia entre lo que postulan los políticos y lo que en realidad hacen, todo lo contrario a lo que ocurría en las épocas de referencia.

Hay un abismo entre los lemas de los partidos políticos del país y lo que éstos ejecutan a través de los congresos federal y locales, en los ayuntamientos y en otras muchas esferas del gobierno, donde impera la corrupción, la injusticia y la impunidad.

En el caso del PRI, su lema es “Democracia y justicia social”, ¿pero sus legisladores en México y en Jalisco han sido realmente respetuosos de este principio al aprobar una Reforma Laboral contraria a la transparencia y democracia sindical, además de mantener hundido en la peor corrupción de su historia al Congreso del Estado?

A su vez, el PAN dice luchar “Por una patria ordenada y generosa”, ¿pero deveras creen los legisladores panistas federales y locales que han promovido el orden y progreso de la República con su voluble actuación en las Cámaras y la pasividad demostrada ante graves casos de corrupción e ineficiencia en distintas dependencias?

Por su parte, el PRD postula “Democracia ya, patria para todos”. Si bien sus legisladores respaldaron la iniciativa de democracia sindical en el Congreso federal, ¿qué han hecho para dignificar el Congreso de Jalisco?, ¿no son acaso promotores y cómplices del beneficio personal que ahí impera?, ¿a eso le llaman patria para todos?

Flota en el ambiente la urgencia de una nueva revolución, una revolución moral que genere cambios fundamentales en la vida pública, donde la democracia sea efectiva en todos los ámbitos, que en realidad impere la justicia y el orden y que la patria sea verdaderamente generosa para todos, no sólo para unos cuantos gandallas.

Share Button