Banca sin moral, ni sentido social

Servicios bancarios

El colega y amigo Paco Barba informó en esta semana que de los diez municipios del Norte de Jalisco, ocho carecen de servicios bancarios. ¿Y sabe usted por qué? Simplemente porque son pueblos pobres. En un régimen de banqueros como el que vivimos es imposible que los pobres tengan los servicios que merecen.

Si en apenas una de las regiones de Jalisco, 80 por ciento de los municipios no tiene servicios bancarios, imagínese usted a cuántas poblaciones de la República les faltan en este momento tan indispensables servicios, por el único delito de ser pobres. Es una vergüenza para el Gobierno de México, no para los banqueros, que nunca la han tenido y ni mexicanos son, permitir esta clase de inequidades.

Paco Barba menciona dos ayuntamientos, Villa Guerrero y Totatiche, que sacrificando sus escasísimos recursos, hasta oficinas les hicieron a los bancos para que instalaran sucursales, pero éstos ni así se animaron a prestar el servicio, porque no lo consideraron rentable. “Eran pocas las utilidades”. ¡Qué descaro!

En lo personal nunca fui, ni soy partidario del Estado empresario; el Gobierno debe involucrarse lo menos posible en negocios privados, pero cuando la Banca privada muestra tanta insensibilidad para apoyar a la gente de escasos recursos, considero indispensable fundar con la mayor urgencia un Banco de Estado que los apoye. Es injusto, inhumano, peligroso para el Estado mismo, dejar a esta gente, la más vulnerable, a merced de los agiotistas.

El presidente Enrique Peña Nieto debe tomar medidas urgentes en favor de la gente más necesitada, pero no con palabras, con hechos.

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 31 de julio de 2015.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *