¿Cuántos Chapos más?

Chapo Guzmán (El Informador)

El “Chapo” Guzmán (fotografía de El Informador).

Recapturar al “Chapo” Guzmán es importante, pero más urgente aún es frenar el cáncer de corrupción que socava desde hace años las bases mismas del Estado mexicano, porque ciertamente se puede capturar a un delincuente como “El Chapo”, pero esto de poco sirve si se mantienen inalterables las condiciones que propician en el país tan altos niveles de delincuencia y tan sofisticados métodos de evasión de la justicia.

En otras palabras, los cárteles de la droga y de toda la delincuencia organizada son por sistema hidras de mil cabezas que renacen y se multiplican tan pronto como se elimina a una de ellas, de suerte que de poco sirve capturar o recapturar a un capo de la mafia si luego aparecen muchos más alimentados por el mismo sistema político, jurídico y económico-social que los procrea.

En un sistema donde los valores morales se han venido abajo, donde la política ya no tiene el objetivo de servir a los demás, sino de servirse de ella, donde jueces y guardianes del orden se venden al mejor postor, la verdadera solución no está en capturar a un delincuente, por importante que sea, sino en combatir a fondo las causas que corrompen a tanta gente, desde la baja delincuencia hasta la alta política.

Se informó en esta semana que hay fraccionamientos para vivienda a 60 metros del Penal de Puente Grande, en Guadalajara, o sea, una distancia mucho menor al kilómetro y medio de túnel por el que escapó “El Chapo”, en Almoloya. ¿Cuántos Chapos más hay que esperar para que el Gobierno cumpla realmente con su deber de mantener el orden y proteger los intereses de la sociedad?

javiermedinaloera

Este artículo fue publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 24 de julio de 2015.

 

 

2 thoughts on “¿Cuántos Chapos más?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *