Falta equilibrio entre libertad y orden público

De la página Libertad Política en Facebook.

A raíz de un artículo que escribí recientemente sobre la libertad y el orden público –polémica vigente en la sociedad mexicana, ya que mientras unos privilegian la primera, otros defienden el segundo, apoyándose ambos en que todo es por la felicidad del pueblo–, recibí comentarios muy coincidentes de mis lectores.

Por lo general, al participar en una discusión la gente toma partido en favor o en contra de una tesis. En este caso se trataba de averiguar si el lector prefiere la libertad al orden público o, por lo contrario, cree que el orden debe estar por encima de la libertad.

Mis lectores coincidieron en que debe haber un equilibrio entre la libertad y el orden, para que la sociedad pueda seguir desarrollándose en la mayor armonía, pero con la seguridad de que podrán manifestarse y aprovecharse las potencialidades que la misma encierra.

Hablaron incluso de los riesgos de privilegiar la libertad sobre el orden, o del orden sobre la libertad, señalando que en el primer caso estaríamos ante un problema de anarquismo, mientras que en el segundo hablaríamos ya de dictadura, lo que en ningún caso conviene a nuestro país.

Todos hemos estado dispuestos –dijo con justa razón un lector—a cambiar un trozo de libertad por una porción de seguridad.

Sin embargo, lamentaron la escasa importancia que se ha dado en décadas a la materia de Civismo, subrayando la necesidad de reforzar la educación de jóvenes y niños, que no sólo debe darse en la escuela, sino también en el hogar.

javiermedinaloera.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *