La desgracia de ser pobre

Aridez Zona Norte. Foto, Jaime Dávila. De la P. Francisco Vázquez Mendoza en F

Nopales y huizaches, típica imagen del Norte de Jalisco.

Recibí hace unos días una atenta misiva del buen amigo colotlense Mario de Santiago, a quien admiro por su lucha en favor de la gente más necesitada del Norte de Jalisco. En ella, Mario informa que a partir del 31 de este mes cerrarán las sucursales de Banorte en Colotlán y Huejúcar, dejando sin servicios bancarios a toda la región, que desde siempre se caracterizó por su aislamiento y pobreza.

“Lentamente –dice Mario—los diez municipios del Norte de Jalisco están bajando a su tumba, como resultado de las erráticas políticas públicas de los gobiernos federales, estatales y municipales.
“Los números que maneja Banorte son fríos, apegados a la realidad. El diagnóstico adverso por el subdesarrollo es claro:Tratar con pobres es perder el tiempo, mejor se van. Aquí deambula la pobreza, no circula el dinero.

“En todos los temas de marginación –agrega Mario— nos tienen por debajo de la media estatal… Casi todo se trae de fuera, incluso el maíz blanco para hacer las tortillas que nos comemos diariamente”.

“El desorden y desvinculación imperante de las instituciones nos hace pensar que están en la Torre de Babel, todos hablan del desarrollo en diferente idioma, no se entienden, no se coordinan, consecuentemente no dan resultados… La pobreza y abandono en el campo es alarmante”.

Concluye en que urge la intervención del Ejecutivo estatal y que a su vez el Congreso acepte la vergonzante realidad del fracaso y proponga un plan de rescate para que la Zona Norte alcance la media estatal en los indicadores de desarrollo económico y social.

¡Ojalá nos hagan caso!

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el periódico La Crónica de Hoy  Jalisco en su edición del viernes 25 de marzo de 2016.

 

 

Un comentario en “La desgracia de ser pobre”

  1. Hola Mario:
    Considero que no se deben dar por vencidos, algo se debe poder hacer si se unen todos, los que quedan.
    Tal vez no cuenten con la ayuda del gobierno, pero tal vez con ayuda externa o identificando algo que pueda servir para iniciar un proyecto. Podemos investigar con alguna institución de emprendedores.
    El norte de Jalisco es muy valioso, hay recursos, sobre todo existe un gran legado cultural que debe rescatarse.
    Me da mucha pena que esté pasando esto, conozco perfectamente la región y trabajé hace muchos años por allá, especificamente en Mezquitic y Huejúcar.
    Un abrazo con afecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *