La hora de los mercachifles

Lejos, muy lejos, quedaron los principios, ideologías y compromisos sociales de los viejos políticos mexicanos. Hoy por hoy, gran parte de la clase política nacional no parece tener más doctrina que la del dinero: hacer negocios rápidos y productivos a la sombra del poder. Es la hora de los mercachifles.

Con eso de que no hay castigo para quienes despilfarran o desvían los recursos públicos para su personal beneficio, proliferan aquí y allá los políticos y funcionarios que, lejos de preocuparse por las condiciones de pobreza que padece la gente, encajan lo más que pueden las uñas en el escaso presupuesto. Todo con un cinismo jamás visto.

Hubo tiempos en que se hablaba de compromiso social

Ciertamente, la corrupción ha sido siempre el cáncer del sistema político nacional, pero por lo menos en otros tiempos se hablaba con pasión sobre principios, ideologías, compromisos sociales. Hoy, tales inquietudes han desaparecido hasta en el discurso.

El laureado escritor y poeta mexicano Octavio Paz, Premio Nóbel de Literatura en 1990, cuenta que en cierta ocasión se enfrascaron en una polémica sobre temas políticos y sociales varios intelectuales, entre quienes se encontraban los maestros Manuel Gómez Morín (1897-1972), Vicente Lombardo Toledano (1894-1968) y Antonio Caso (1883-1946).

Bien conocidas son las ideas opuestas que sostuvieron en vida, los licenciados Lombardo Toledano y Gómez Morín: el primero, político radical, obrerista y de extrema izquierda, fundador del Partido Popular Socialista, mientras el segundo, católico, abogado patronal y de ideas conservadoras, fundador del Partido Acción Nacional. Por su parte, Antonio Caso, ameritado maestro, rector de la UNAM.

El maestro Caso acabó por aburrirse, y vea usted lo que les dijo

En un momento dado, la discusión se polarizó entre Lombardo Toledano y Gómez Morín, volviéndose monótona y tediosa, a grado tal que el maestro Caso acabó por aburrirse, y fue entonces cuando, levantándose de su asiento, dijo mirando a uno y otro de los polemistas: Señores, los dejo en sus mesas, con sus masas y con sus misas. Yo prefiero irme con las mozas y con las musas.

Ahora, con sus políticas de alianzas y compromisos frecuentemente inconfesables, ¿aprecia usted alguna diferencia ideológica o de compromiso social entre los principales partidos políticos del país?

Artículo relacionado: Ladrones y hasta cínicos.

2 thoughts on “La hora de los mercachifles”

  1. ¿POLÍTICOS CON IDEOLOGÍA? TENDREMOS QUE SOLICITARLE LA LÁMPARA A DIÓGENES PARA ENCONTRARLOS.
    JAVIER:FELICIDADES POR DIFUNDIR ESTA IMPORTANTE FORMA DE COMUNICACIÓN…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *