Las promesas de Enrique Alfaro

Enrique Alfaro Ramírez

Enrique Alfaro Ramírez.

Si Enrique Alfaro Ramírez cumple las promesas que ha hecho para el gobierno municipal que está a punto de asumir, se convertirá indudablemente en uno de los mejores gobernantes de Guadalajara, no sólo de las últimas décadas, sino de todos los tiempos.

Si bien es cierto, hubo en el siglo 19 servidores públicos ejemplares que trabajaron sin devengar sueldo alguno, entre ellos el maestro Manuel López Cotilla, esto de anunciar una disminución general de salarios en funcionarios municipales que ganan hasta 40 mil pesos al mes, incluyéndose él mismo, es algo fuera de serie en el México del siglo 21.

Llama la atención también la anunciada reducción de la nómina tapatía, evidentemente excedida, así como la supresión de lujos como son flores, banquetes y canapés pagados con el erario, cosa que no les va a gustar a muchos burócratas, pero bueno, ya es tiempo de entender el servicio público de otra manera.

Igualmente, es plausible su propósito de eliminar concesiones de servicios públicos a particulares, lo cual ha hecho ricos a muchos funcionarios y empresarios corruptos, sin que llegue beneficio alguno a la comuna.

Y la más grande de todas sus promesas: reubicar al comercio ambulante en un año, algo que ningún gobierno ha podido hacer en toda la historia de la ciudad. Con esta sola acción, Alfaro estaría más que listo para entrar al juego de las grandes ligas en política.

Ahora, sólo esperar que no le gane la ambición y que, sin perder piso, sepa actuar con honradez, sabiduría y prudencia. ¡Guadalajara lo merece!

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 11 de septiembre de 2015.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *