Los tres pasos de una privatización

De la página Privatización del Agua en Facebook.

Ahora que se habla tanto del proyecto de privatizar el agua en México, me viene a la memoria un mensaje compartido hace tiempo en redes sociales por un periodista español, acerca de los tres pasos que invariablemente sigue cualquier gobierno para privatizar un servicio público:

Primero, desatiende el servicio en cuestión, ya sea de transporte, seguridad, salud, aseo, abastecimiento de agua, etcétera, hasta que alcance tal nivel de ineficiencia que la gente empiece a reclamar masivamente las mejoras necesarias.

Segundo, el gobierno, en cualquiera de sus tres niveles, federal, estatal o municipal, se declara entonces insolvente para atender el cuestionado servicio y propone a través de las instancias legales correspondientes su concesión a particulares.

Tercero, los políticos ven luego la manera de que tales concesiones se entreguen a empresas que en forma discreta puedan hacer aportaciones económicas para financiar sus campañas electorales.

Por tal razón la privatización de servicios públicos coincide casi siempre con tiempos preelectorales. Obviamente, es por estos días cuando los políticos necesitan dinero para pagar sus campañas y mantenerse en el poder otra temporada.

Por lo tanto, no es de extrañar que ante la necesidad de ganar las elecciones intermedias de este año, quienes ahora nos gobiernan estén viendo la posibilidad de concesionar a particulares hasta el agua, elemento natural al que todo ser humano tiene derecho, con o sin dinero.

Se habla incluso de grandes compañías consideradas ya como posibles concesionarias de este servicio, empresas que han sido mencionadas repetidas veces como favoritas de altos funcionarios actualmente en el poder. ¿Cómo la ve usted?

javiermedinaloera.com

Artículo publicado por el diario La Crónica de Hoy Jalisco en su edición del viernes 13 de marzo de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *