¿Qué vamos a leer en 2015?

Importancia de la lectura

Es buena costumbre hacernos propósitos de Año Nuevo. Pensamos, por ejemplo, en bajar de peso, hacer más ejercicio o abandonar alguna adicción dañina. También pensamos en la cuestión económica: debemos ganar más porque las necesidades aumentan cada día.

El problema es que para cumplir cada una de estas metas necesitamos información, porque de otro modo nos exponemos al fracaso. La mayoría de la gente abandona sus propósitos durante los primeros meses del año, por falta de voluntad, claro, pero también por falta de información.

Por ejemplo, si uno de nuestros objetivos es aumentar el ingreso, tendremos que estar más preparados, es decir, dominar el oficio al que nos dedicamos, ya sea la agricultura, la ganadería, el comercio, la industria, etcétera. ¿Qué hacer entonces? Informarnos mejor acerca de lo que hacemos.

Y así tendremos, por lo menos, un punto de partida para elegir nuestras lecturas. Si nos dedicamos a la agricultura, nos rodearemos de aquellos libros y folletos que hablen de los cultivos que nos interesan, muchos de los cuales abundan en Internet o difunde gratuitamente el gobierno. Lo mismo si somos comerciantes, artesanos o industriales. Necesitamos aprender más sobre nuestras actividades.

Sin embargo, no todo se mide en términos de negocio. También hay que alimentar la mente con poesía, historia, literatura, es decir, temas que alienten el espíritu, que nos den ánimo.

En conclusión, entre los propósitos de Año Nuevo no debe faltar la lectura, porque ésta nos proporciona las herramientas necesarias para cumplir nuestras metas.

Artículo publicado por la revista México Rural en su edición del mes de enero de 2015.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *