Tres gobernadores preocupados por la seguridad pública

jesus gonzalez gallo.
J. Jesús González Gallo.

   En diferentes épocas de su historia, Jalisco ha contado con gobernantes preocupados por la seguridad pública. Tres de ellos gobernaron el Estado, en sus respectivos períodos, entre 1948 y 2006. Por lo tanto, viven aún muchos ciudadanos que pueden dar testimonio de sus obras. Justo es destacar esto en momentos en que la inseguridad pública se ha convertido en la principal tragedia estatal y nacional.

   Jesús González Gallo, Flavio Romero de Velasco y Francisco Ramírez Acuña pasan a la historia como gobernadores que en su momento se preocuparon de manera especial por garantizar la seguridad de la población, que es la principal función del Estado, porque si la gente vive en sociedad, se apoya en leyes y elige a sus autoridades es precisamente porque busca garantías para trabajar y vivir en paz.

 flavio romero de velasco Flavio Romero de Velasco.

   Estos tres gobernantes tienen por supuesto diferente origen político, ya que los dos primeros surgieron del Partido Revolucionario Institucional (PRI), mientras que el tercero se formó en las filas del Partido Acción Nacional (PAN). Sin embargo, los tres son de pueblo: Yahualica, Ameca y Jamay fueron respectivamente su cuna.

   Los jóvenes sobrevivientes del período de González Gallo (1947-1953), que hoy deben ser octogenarios, recordarán sin duda cómo este ilustre gobernante combatió a la delincuencia organizada y no organizada. Un solo caso ilustra los demás: cuando recién tomó posesión de su cargo, se presentaron en su despacho de Palacio de Gobierno los ganaderos de Los Altos para pedirle reformas al Código Penal a fin de combatir el robo de ganado. “No -dijo González Gallo-, no es cambiando leyes como se combate a esos delincuentes. Otra es la solución”. ¿Cómo le hizo? Esto hay que preguntarles a los viejos ganaderos alteños. El caso fue que en poco tiempo acabó con el abigeato.

VISITA DE CORTESIA

Francisco Ramírez Acuña.

   Romero de Velasco, quien gobernó el Estado entre 1977 y 1983, vive en Guadalajara, y por fortuna en magníficas condiciones físicas y mentales, para que nos informe cómo le hizo para darle seguridad a la gente. En igual caso se  encuentra el exgobernador Ramírez Acuña (2001-2006), a punto de reintegrarse a la vida social de Jalisco, luego de su reciente renuncia a la Embajada de México en España.

  Cabe señalar que de los tres, el único que tuvo que enfrentarse a las organizaciones de derechos humanos, incluso internacionales, fue Ramírez Acuña, ya que en los tiempos de González Gallo y de Romero de Velasco no había en Jalisco ni en México leyes protectoras de estos derechos.

   En entrevista que le hice en febrero del 2000 a Ramírez Acuña, entonces precandidato del PAN al Gobierno del Estado, sobre quién había sido a su juicio el mejor gobernador en la historia de Jalisco, me respondió que no era uno, sino dos: Jesús González Gallo y Flavio Romero de Velasco.

     Curioso es que la política no los une, pero sí la historia.

    Artículo relacionado: González Gallo y Flavio Romero, ejemplos de buen gobierno: FRA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *