La guerra, principal generadora de esclavos

batalla-campos-catalaunicos

La esclavitud, considerada durante miles de años como destino natural de los prisioneros de guerra, es tan antigua como las primeras sociedades humanas, pero hay constancias históricas de su presencia en Mesopotamia desde la época sumeria (3500-2050 a.C).

La institución de la esclavitud adquiere gran relevancia entre los siglos VII a.C. y IX d.C en las culturas hindú, china, egipcia, fenicia, hebrea, griega y romana. Más tarde también se encontraría desarrollada entre los aztecas, los mayas y los incas.

La esclavitud es un derecho natural, decía Aristóteles

Para Homero y los autores preclásicos de la Grecia antigua, la esclavitud es una consecuencia inevitable de la guerra: el enemigo no tiene ningún derecho; el vencedor puede apropiarse tanto de la persona como de los bienes del vencido.

Aristóteles postuló la teoría de la esclavitud por naturaleza, considerándola necesaria para que los hombres libres pudieran dedicarse al buen gobierno de la ciudad. El principio de desigualdad entre los seres humanos, y como consecuencia la esclavitud, es una forma de ser natural, sostenía el filósofo.

Incluso en la utopía los griegos no llegaron a pensar en la ausencia de esclavos, salvo en la “Edad de Oro” donde la satisfacción de las necesidades no es un problema: se cosecha sin sembrar (Platón).

Roma, una sociedad esencialmente esclavista

Geromeslavemarket. El mercado de esclavos.

Mercado de esclavos (Jean León Gérome. 1884).

En una sociedad esencialmente esclavista como la romana, las guerras de conquista llenaron de esclavos la ciudad. Hay quien asegura que en la época de Julio César, fundador del Imperio Romano, llegaron a subastarse hasta diez mil esclavos en un solo día.

Cicerón parece aceptar a los esclavos como una necesidad de la vida. Séneca también los admite, aunque recomienda a los amos tener humanidad con ellos.

Los estoicos, al colocar la verdadera libertad en el dominio de la conciencia -el único esclavo es el que obedece a sus pasiones, el sabio siempre es libre- tampoco se opusieron al sistema.

La economía del mundo antiguo, sustentada en la esclavitud

El trabajo de los esclavos se convirtió en la principal fuente de producción del mundo antiguo. Lo mismo en Mesopotamia que en India y China se utilizaron esclavos en los hogares, en el comercio, en la construcción a gran escala y en la agricultura; en Egipto se emplearon para construir palacios reales y monumentos; los hebreos también los utilizaron, aunque su religión los obligaba a liberar a los de su misma etnia en determinadas fechas.

El esclavo se definía legalmente como una mercancía, sujeto a venta, compra, regalo o cambio, sin que pudiera ejercer ninguna objeción o recurso legal. Los precios variaban de acuerdo a sus condiciones físicas, habilidades profesionales, sexo, edad, procedencia y destino.

Orígenes de la esclavitud en La India y China

En la antigua cultura hindú los esclavos se adquirían, además de la guerra, por deudas insolventes, por ser hijos de padres ya esclavizados, porque había quien se vendiera a cambio de alimentos o dinero, por no pagar una multa y por venta de los hijos por sus padres o de la mujer por el marido.

En China, al principio sólo el Estado era propietario de esclavos adquiridos a través de sentencias condenatorias (esto desde 1184 a.C., según un autor), luego se obtuvieron como botín de guerra y finalmente los esclavos no sólo fueron propiedad pública, también privada; los particulares los podían adquirir por compra u otros medios.

La esclavitud entre los aztecas, los mayas y los incas

The_battle_of_Otumba. Wikipedia

La Batalla de Otumba. Óleo del siglo XVII.

Las culturas azteca, maya e inca no fueron la excepción en cuanto al derecho de conquista como principal origen de la esclavitud, aunque sí hubo diferencias respecto a los sistemas europeo y asiático, ya que por principio de cuentas en las culturas precolombinas predominaron los motivos religiosos, antes que los económicos. En otras palabras, se prefería a los esclavos para ofrendarlos en sacrificio a los dioses, antes que para servirse de ellos en el trabajo.

Asimismo, estas culturas mostraron mayor tolerancia hacia los esclavos en cuanto a oportunidades de liberación y otros derechos. El esclavo no era obligado a permanecer como tal durante toda la vida, podía cambiar de clase social; en ocasiones sólo con escapar del mercado y presentarse ante un juez, como ocurría entre los aztecas, obtenía su libertad.

Guerras modernas generadoras de esclavos

Mucho tiempo después de desaparecidas las culturas antiguas hubo guerras generadoras de esclavos, como sucedió en la Conquista de México en el siglo XVI, y todavía a fines del siglo XX y principios del XXI la guerra civil de Sudán propició la esclavitud de miles de niños.

Artículos relacionados:

Miguel Hidalgo, libertador de esclavos.

Doctrina de la Iglesia sobre la esclavitud.

Leyes mexicanas contra la esclavitud.

 

Share Button

Miguel Hidalgo, libertador de esclavos

450px-Hidalgo_de_José_Clemente_Orozco[1]

Miguel Hidalgo y Costilla (Mural de Orozco en Guadalajara).

En un acto sin precedente en el Continente americano y antes de que lo hiciera la inmensa mayoría de los países de la Tierra, Miguel Hidalgo y Costilla decretó formalmente en  Guadalajara la abolición de la esclavitud el día 6 de diciembre de 1810. Y como consecuencia de ésta y otras acciones que encabezó contra el régimen virreinal español, el cura de Dolores fue condenado a muerte y ejecutado a la hora del alba del 30 de julio de 1811, a la edad de 58 años.

Hidalgo, hombre culto y luchador social nato

Líder de un pueblo ansioso de libertad, Hidalgo se proyecta como un hombre entregado desde su juventud a la lucha social, primero como lector asiduo de filósofos y políticos de la Ilustración en Europa, al tiempo que aprendía lenguas indígenas, y ya como sacerdote en Colima y en Dolores, enseñando a la gente a mejorar sus condiciones de vida a través de artes y oficios. En otras palabras, hombre de amplia cultura, Hidalgo se mantenía al tanto del ambiente novohispano y del entorno internacional, pero al mismo tiempo vivía estrechamente las angustias y anhelos de su pueblo.

El Bando de Hidalgo, entre los primeros en el mundo

El decreto de liberación

 Abolición de la Esclavitud.

Dos meses después del Grito de Independencia, dado en el pueblo de Dolores la mañana del 16 de septiembre de 1810, Hidalgo se dirigió a Guadalajara, entonces capital de la Nueva Galicia, para organizar aquí su gobierno y expedir el histórico Bando de Abolición de la Esclavitud, así como la supresión de tributos, respondiendo con ello a dos de las quejas más sensibles de los marginados de su tiempo.

Hidalgo sabía que para esas fechas tres potencias europeas ya habían abolido el comercio de esclavos -Dinamarca, Inglaterra y Francia- pero que sin embargo mantenían el inhumano sistema en sus colonias, de suerte que mientras no existiese plena independencia en las naciones, difícilmente desaparecería la práctica del mismo. De hecho, esos tres países mantuvieron la esclavitud hasta mediados del siglo 19.

Plazo de 10 días para liberar esclavos, so pena de muerte

Tan pronto como arribó a Guadalajara, el 26 de noviembre de 1810, Hidalgo se apresuró a decretar la libertad de los esclavos, para cuyo efecto expidió dos decretos: el primero, tres días después de su llegada, y el segundo, el 6 de diciembre, ya con todo el protocolo oficial, firmado tanto por él como por el secretario del Gobierno insurgente, Ignacio López Rayón. El libertador mexicano se adelantó incluso a Simón Bolívar, quien decretó la abolición en Venezuela en 1816.

Con el Bando de Hidalgo los esclavos de la Nación americana quedaban en libertad y podían poseer cualquier cosa, como los demás miembros de la sociedad. Por su parte, los amos -europeos y americanos- debían liberarlos en un plazo máximo de diez días, so pena de muerte.

¿Por qué ordenó Hidalgo las matanzas de españoles?

Españoles empiezan a esclavizar

Esclavización de indios por españoles.

Mucho se criticó al cura de Dolores, incluso por algunos de sus compañeros como Ignacio Allende, el haber ordenado las matanzas de españoles iniciadas en Guadalajara el 13 de diciembre de 1810; las más de las noches, dice el historiador tapatío Luis Pérez Verdía, los conducían a los suburbios de la ciudad, donde se les degollaba inhumanamente. Treinta días duró esta matanza.

Lucas Alamán asegura que fueron más de mil las víctimas de la masacre, Bustamante las estimó en 700, el propio Hidalgo dijo que “ascenderían como a 350“, pero Pérez Verdía calcula que no llegaron a 300 los decapitados, porque Hidalgo ignoraba que las influencias y el soborno habían salvado a muchos que él creía degollados.

Ante el tribunal militar que lo juzgó, Hidalgo reconoció que había ordenado estas ejecuciones “para darles gusto a los indios” (obviamente resentidos durante siglos contra sus opresores).

La mayoría de los españoles degollados, gente de recursos

800px-Campaña_de_Hidalgo Wikipedia

Mapa de las operaciones de Hidalgo.

Luis M. Rivera obtuvo en el Juzgado de Difuntos de Guadalajara una relación de 48 europeos víctimas de aquellas matanzas, con información sobre su situación socio-económica. Un análisis de esta lista revela que sólo 11 no poseían ni dejaron bienes de fortuna, es decir, que más de 75 por ciento de estos españoles eran gente de recursos y, por lo tanto, probables dueños de esclavos que se habrían negado a liberarlos.

Recuérdese que Hidalgo inició estas ejecuciones el 13 diciembre, o sea, 14 días después de su primer decreto de abolición, en el que ya advertía sobre la pena capital para quienes no liberaran a los esclavos en diez días. ¿Fue ésta una de las causas de los degüellos? Difícil saberlo, porque no hubo juicios.

Hidalgo, visionario emancipador de esclavos y marginados

Dentro de la perspectiva contemporánea, y a pesar de sus errores, la obra de Hidalgo se agiganta no sólo como iniciador de la Independencia de México, sino por adelantarse a su tiempo al emancipar a una porción del género humano que a más de dos siglos de distancia aún padece la injusticia y la desigualdad por prejuicios raciales, económicos y culturales.

Artículo relacionado: Leyes mexicanas contra la esclavitud.

Share Button

Turismo cultural, tesoro inexplotado

Atardecer en Guadalajara

La Catederal, símbolo de Guadalajara.

El turismo cultural es un gran filón de oro que Guadalajara no ha sabido aprovechar. Cuenta la ciudad con todos los elementos para atraer este tipo de turismo, pero ha faltado voluntad política y sobre todo coordinación oficial y privada para obtener óptimos resultados en este promisorio campo.

La capital jalisciense está considerada por parte de la Organización Mundial de Turismo y de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) como uno de los 50 centros históricos más relevantes en el contexto del turismo cultural, recordó en entrevista el maestro Francisco Salas Montiel, experto en la materia.

Guadalajara –agregó-, tiene todo para competir dignamente como destino turístico cultural en el ámbito internacional, ya que es depositaria de un acervo arquitectónico religioso y civil de la altura e interés para los más puristas del arte en sus diferentes expresiones del tiempo.

“Éste es el filón de oro que no hemos sabido potencializar a favor de mayores y mejores corrientes de turismo internacional hacia nuestra Perla Tapatía”, subraya Salas Montiel.

Estancamiento del Centro Histórico tapatío

Francisco Salas

Maestro Francisco Salas Montiel.

Refiriéndose concretamente al Centro Histórico de la ciudad, señala que “uno de los problemas más relevantes que han estancado su desarrollo turístico es el tipo de comercios y actividades de carga y descarga y abastecimientos diversos que se dan por el uso del suelo, que debiendo ser con fines turísticos sigue siendo de carácter e interés local.

“La nueva traza urbana que pretendió erradicar el mal uso del suelo a partir de mediados de los 80 no dio el resultado esperado, sobre todo por la falta de inversiones que unificaran el atractivo cultural con el atractivo de las compras”.

Por lo anterior –añade- sería conveniente que el turismo cultural fuera intensificado para Guadalajara, aprovechando así la riqueza arquitectónica y promoviendo la utilización de espacios ahora mal aprovechados por un comercio intrascendente en todos los aspectos.

“Necesitamos –subraya– un comercio que aproveche todas las construcciones y edificios históricos y otorgue una calidad de vida tanto al visitante como al ciudadano local”.

Campaña promocional con “Jalisco es cultura”.

Palacio de Gobierno Jal.

El Palacio de Gobierno de Jalisco.

Al insistir en que “Jalisco es cultura”, igual que Jalisco es México”, Salas Montiel propone una campaña promocional enfocada a Guadalajara y su Centro Histórico como pilar fundamental.

Sin embargo, es necesario para ello transformar el uso comercial de esta zona (más de 100 establecimientos), dándole el gran poder del turismo de compras, complemento básico de los negocios y de la recreación.

“El actual secretario de Turismo del Estado, licenciado y maestro Enrique Ramos –señala Salas Montiel– conoce muy bien el tema, y por ello considero que los recursos obtenidos del Impuesto del 3% al Hospedaje en la Zona Metropolitana de Guadalajara debe destinarse a este propósito”.

Actualmente, es el Fideicomiso de Turismo el que maneja en su totalidad dicho presupuesto, destinándolo a efectos eminentemente comerciales, a muy corto plazo, con lo cual se pierde de vista el desarrollo integral del destino.

Concluye Salas Montiel en que ciertamente “hay mucho que promover y discutir, pero necesitamos cambios para reposicionar a Guadalajara para nacionales y extranjeros”.

¿Qué es el Centro Histórico de Guadalajara?

Hospicio Cabañas. De Coplaur Guadalajara en F

Hospicio Cabañas, Patrimonio de la Humanidad.

En lo que hoy se llama Centro Histórico de Guadalajara fue fundada la ciudad en 1542. Aquí se conservan edificios de gran belleza, relevantes en los aspectos arquitectónico e histórico, como son la Catedral Metropolitana, Palacio de Gobierno, Museo del Estado, Palacio Legislativo, Teatro Degollado y desde luego el Hospicio Cabañas, Patrimonio de la Humanidad.

Además de estos edificios y de las valiosas obras de arte que alojan, cuenta el Centro Histórico con cuatro plazas que forman una cruz, denominada la “cruz de plazas”. Tomando como punto central la Catedral, esas cuatro plazas son: Guadalajara, Liberación, Rotonda de los Jaliscienses Ilustres y la de Armas.

Hacia la parte oriente se extiende también la Plaza Tapatía, que ocupa casi nueve manzanas y en ella hay figuras escultóricas que se elevan sobre las fuentes de agua. A espaldas del Teatro Degollado se ubica además la Plaza de los Fundadores.

Un recorrido inolvidable -sin duda- para  los amantes de la cultura, de aquí y de cualquier parte del mundo.

Share Button

Caminos turísticos de Jalisco

Guadalajara linda y querida. Peregil

 Cartón de Ricardo Baeza, “Peregil”.

 Por sus bellezas naturales, variada oferta cultural y amplia gama de servicios, Jalisco representa uno de los principales destinos turísticos de México.

Mariachi, tequila, charrería y gastronomía

     En esta entidad se manifiestan con vigor importantes expresiones de la cultura nacional como son el mariachi, el tequila, la charrería y la gastronomía, entre otras.
Dentro de los 80 mil kilómetros cuadrados que comprende el territorio jalisciense, el visitante nacional y extranjero puede optar entre más de una decena de rutas turísticas.
Las áreas que ofrecen mejores servicios son Guadalajara y sus alrededores, los pueblos mágicos, así como Puerto Vallarta y Costalegre, la zona de Tequila, la ribera de Chapala, la Sierra del Tigre, la Ruta del Peregrino y la Ruta Cristera.

El Centro Histórico de Guadalajara

Catedra. P. Descubre Guadalajara en F.La Catedral de Guadalajara. Centro Histórico.

     Guadalajara, principal centro comercial del Occidente de México, sufre los problemas propios de una ciudad en plena expansión, pero mantiene muchos de sus rasgos provincianos.
Fundada el 14 de febrero de 1542, esta urbe ofrece una amplia gama de atractivos al visitante, quien bien puede empezar con un recorrido a pie por su Centro Histórico, donde se encuentra la llamada Cruz de Plazas. Ahí se localizan viejos edificios como el Palacio de Gobierno, la Catedral Metropolitana, el Museo Regional y el Palacio Legislativo, así como el Teatro Degollado y la Plaza Tapatía.
En el extremo oriente de la Plaza Tapatía se encuentra el Hospicio Cabañas, patrimonio de la Humanidad, donde el gran muralista José Clemente Orozco dejó plasmada parte de su obra.
Es recomendable recorrer, además, alrededores de la ciudad como la Barranca de Huentitán, el Zoológico de Guadalajara, la Basílica de Zapopan, El Parián de Tlaquepaque y el tiánguis artesanal de Tonalá.

Los pueblos mágicos: Tequila, Tapalpa y Mazamitla

     Cuenta Jalisco con tres pueblos mágicos, que son Tequila, Tapalpa y Mazamitla, cada uno con sus propios atractivos, costumbres, leyendas y paisajes; ejemplo de ello son los campos de agave en Tequila, los pinares de Tapalpa y las cascadas que rodean Mazamitla.

Esplendor natural de Puerto Vallarta y Costalegre

Muelle Playa de los Muertos. P. Vallarta. P. Aurelio López Rocha. F.Puerto Vallarta.

     La Costa jalisciense ofrece paisajes de extraordinaria belleza natural, con playas, lagunas, cascadas y manglares. Los deportes acuáticos son en ellos parte de la vida diaria.
En esta región, donde se inspirara el novelista Agustín Yáñez para escribir su “Tierra Pródiga“, llaman la atención los bosques exuberantes, hermosas playas y pintorescos pueblos, desde Puerto Vallarta hasta Cihuatlán, pasando por Cabo Corrientes, Tomatlán y La Huerta.

La ruta del tequila y su paisaje agavero

Agave. de P. Postales Jaliscienses en F.
Paisaje agavero.

     En esta ruta todo gira alrededor del paisaje, también patrimonio de la Humanidad, y la elaboración de la bebida nacional, el tequila. En la ciudad de Tequila hay recorridos organizados para visitar las destilerías, partiendo de Guadalajara.
Se suman a los atractivos de esta zona las minas de piedras preciosas en Magdalena y la zona arqueológica de Los Guachimontones, cerca de Teuchitlán.

Chapala, orgullo de propios y extraños

Chapala 2. Foto Daniel Padilla.

 Puesta de sol en Chapala.

    Cada pueblo ribereño de Chapala tiene su iglesia, su plaza, sus fiestas, pero todos comparten el mismo paisaje lacustre. Pese al reciente descenso de los niveles del lago, debido a la sequía, éste mantiene su esplendor e incomparable clima, que atrae a decenas de miles de visitantes nacionales y extranjeros.
A lo largo de su historia, Chapala ha sido el destino favorito de famosos personajes para pasar sus vacaciones, como el presidente mexicano Porfirio Díaz, a principios del siglo pasado.
En Ajijic, pueblo ribereño, radica una de las más grandes colonias de extranjeros en el país, compuesta principalmente por estadounidenses y canadienses.

La Sierra del Tigre y sus paisajes de montaña

     La Sierra del Tigre, uno de los ecosistemas más importantes del Occidente del país, donde predominan los bosques de pino, es destino ideal para practicar campismo, montañismo, ciclismo, alpinismo y realizar días de campo a la vista de maravillosos paisajes de montaña.

La Ruta del Peregrino, para quien prefiere caminar

Corazón de San Sebastián del Oeste. De P. Gabriel Gallo Alvarez en F
San Sebastián del Oeste, pueblo de montaña.

   La Ruta del Peregrino comprende parte de los municipios de Ameca, Mixtlán, Atenguillo, Talpa de Allende, Mascota y Guachinango, donde el viajero puede disfrutar de bellos paisajes naturales y apreciar también valores culturales.
Esta ruta tiene su origen en la devoción religiosa que invita a la gente a caminar. La distancia de 117 kilómetros que hay entre Ameca y Talpa es la que recorren cada año los peregrinos para venerar a la Virgen del Rosario. A lo largo del camino se han construido con el tiempo esculturas, ermitas, miradores y albergues.

Ruta Cristera: la fe en Dios y en el trabajo

    Fue Los Altos de Jalisco una de las regiones donde tuvo mayor eco la Guerra Cristera, entre los años 1926 y 1929. Muchos testimonios de este conflicto quedaron grabados en templos, monumentos, museos y otras fuentes de la historia.
Pero la gente de Los Altos no sólo destaca por su religiosidad, sino también por su amor al trabajo, como lo muestran los viejos cascos de haciendas que, ya restaurados, dan cuenta de un próspero pasado y hoy empiezan a utilizarse para servicios turísticos.

Otros caminos poco aprovechados

Otra silla pitiada. De Yo Soy Colotlan en FSilla pitiada, artesanía de Colotlán.

    Pero aparte de las anteriores rutas turísticas, existen otros caminos que no han sido debidamente aprovechados por la falta de infraestructura de servicios, como es el Norte del Estado, donde florece el turismo religioso, especialmente en Temastián con la venerada imagen del Señor de los Rayos, así como el arte pitiado de Colotlán, los edificios coloniales de Bolaños, los sombreros de Huejuquilla y desde luego la Zona Huichola con su colorida artesanía y antiquísimas tradiciones y costumbres que datan de la época prehispánica.

Atractivos naturales y culturales para gustos muy variados

     En suma, quien visite Jalisco en plan de recreo, tiene por lo menos 12 opciones de rutas por recorrer, con la seguridad de que en más de alguna encontrará respuesta a intereses específicos, ya sea que busque la paz y la tranquilidad que brinda la naturaleza o el placer del conocimiento cultural e histórico. ¡Buen viaje!

Share Button

El comercio en el Centro de Guadalajara

Portales. De P. Coplaur Guadalajara en F.

El comercio en Los Portales.

   La parte más antigua y tradicional de Guadalajara, que es su Centro Histórico, donde se ubican los más viejos y admirados edificios civiles y religiosos, no ha dejado de tener importancia comercial desde los primeros años de su fundación, en el siglo XVI.

Gran parte de la vida social y comercial de Guadalajara se redujo durante cuatro siglos a Los Portales fronteros de la Plaza de Armas, donde había toda clase de comercio, desde el mejor establecido y más prestigiado hasta el de los baratillos y ambulante.

Testimonio del escritor y viajero Marvin Wheat

   El escritor y viajero Marvin Wheat, quien visitó Guadalajara en 1856, sostiene en una de sus cartas enviadas a un amigo en Estados Unidos que la Plaza de Armas, situada en el Centro, se cuenta entre las más amplias y aloja numerosos giros comerciales y financieros.

   En esta ciudad –agrega-, los portales constituyen el lugar principal y más céntrico de reunión para todas las clases sociales, desde el mendigo más miserable que se atreve a salir por las calles hasta los que manejan millones con un solo movimiento de cabeza…

   Los pisos altos de estos portales están en general ocupados -con escasas excepciones- por los arrendatarios de los locales de abajo, y se dividen en pequeños departamentos que son almacenes y tiendas de varios tipos en los que mercancías europeas, chinas y mexicanas compiten entre sí para atraer compradores.

Marvin Wheat añade:

   En estos portales hay muchos puestos, y en las aceras, cerca de las columnas, hay también escaparates en donde se exponen a la venta muchos de los productos y manufacturas nacionales; por ejemplo, trabajos mexicanos de talabartería, zapatos, botas y otros muchos artículos de la misma naturaleza; imágenes (de santos), rebozos, sarapes, aves de varias clases y hermosos plumajes, y chucherías chinas para atraer la atención.

Grandes almacenes desde fines del siglo XIX

 Fábricas de Francia. 1924. P. Coplaur Guadalajara en F

Fábricas de Francia, entre los primeros almacenes.

   Fue a partir del último tercio del siglo XIX cuando se establecieron en el Centro Histórico los primeros grandes almacenes, propiedad de extranjeros, de suerte que ya para principios del XX las tiendas de la ciudad cubrían ampliamente las necesidades y gustos de sus habitantes.

Fábricas de Francia, Ferretería La Palma, La Ciudad de México, The Elegant, Óptica Calpini, Droguería Alemana, la Casa Willing conocida como El Regal, Librería Font, Joyería La Esmeralda, Cervecería La Perla y La Fama Italiana figuran entre los principales establecimientos de la época.

Orden público, base del desarrollo comercial

   El orden y la tranquilidad social prevalecientes hacia fines del Siglo XIX (durante el prolongado gobierno del general Porfirio Díaz) rindieron frutos al cimentarse entonces una estructura social y económica fuerte y relativamente armoniosa.

En 1899, cuando por las calles de Guadalajara rodaban los primeros automóviles, contaba la ciudad con siete mil 402 comerciantes, 187 vendedores ambulantes, cinco mil 224 dependientes, 178 corredores comerciales y 20 banqueros.

Cuando la tormenta revolucionaria estaba por desatarse, en 1910, Guadalajara tenía mil 492 establecimientos comerciales, industriales, asistenciales y culturales.

El comercio empieza a salir del Centro 

Plaza del Sol. 1969. P. Coplaur Guadalajara en F

 Plaza del Sol en 1969.

   Hacia los años 60 del siglo pasado, cuando la ciudad alcanzaba su primer millón de habitantes, el comercio empezó a extenderse fuera del primer cuadro, con las tiendas Mayco, Flores Palos, Maxi y Hemuda, entre otras. Y no solamente se expandió el comercio organizado, sino también el ambulante. Los tianguis se empezaron a multiplicar entonces por todos los rumbos de la metrópoli.

Preciso es aclarar que ante la expansión urbana, el comercio no perdió importancia en el Centro Histórico, sino que se mantuvo y hasta creció. Al inaugurarse en 1969 Plaza del Sol, considerada en su momento como el primer centro comercial de América Latina, seguido luego por Plaza Patria y demás centros comerciales, en el primer cuadro de Guadalajara siguieron operando otras muchas tiendas.

Entre los establecimientos que se mantuvieron leales a sus clientes del Centro Histórico destacan La Súper, Calzado Canadá, Mueblería Hernán, Pardo, La Muñeca, Tlapalería La Central, Droguería Levy, Casa Prieto, Carlos Moya, Chalita, El Vapor, La Ciudad de Praga y Mercado de Novedades.

Pero además se abrieron nuevos negocios como Almacenes Blanco, un consorcio poblano que estableció en 1970 su primera sucursal entre las calles Colón y Morelos.

En conclusión, pese al desarrollo de la metrópoli tapatía, que alberga hoy a casi cuatro millones de habitantes, el Centro Histórico no solo no redujo su actividad comercial, sino que fortaleció el turístico con obras como la Plaza Tapatía, a partir de los años 80.

Share Button

Cantinflas en Guadalajara: Su definición de política

 Cantinflas

Cantinflas, el político.

   El popular cómico mexicano Mario Moreno, “Cantinflas”, cuya película acaba de estrenarse en Guadalajara, dio una interesante definición de política, escasamente conocida, al asistir como invitado de honor el 2 de febrero de 1980 al Tercer Informe del gobernador del Estado de Jalisco, Flavio Romero de Velasco, en el Teatro Degollado de esta ciudad.

   Al término del acto, en una entrevista de las llamadas “banqueteras”, nos acercamos a Cantinflas varios periodistas locales, y entre otras cosas, le pedimos una definición sobre los políticos mexicanos, pregunta que desde luego venía al caso, porque asistía él al informe del gobernador. El cómico, reconocido mundialmente por su peculiar lenguaje churriguresco, contestó de la siguiente manera:

   “Bueno, pero vamos no a generalizar, ¿verdad? Es cuestión de que… Bueno, claro, desde luego, ya que estamos en política yo creo, y además estoy seguro, usted estará de acuerdo o no, y en esta forma mejor… Digo, para que no se preste a que le digan que no es así, así debe de ser ¡Y ojalá así sea!”.

Participación de Cantinflas en política

   Los reporteros ahí presentes no esperábamos otro tipo de respuesta por parte del famoso comediante, porque de hecho era algo así lo que andábamos buscando, pero alguien que conocía su debilidad por la política y su gran popularidad, ya que en aquel tiempo se decía que incluso llegó a ganar elecciones en las urnas sin contar con registro alguno como candidato, le preguntó sobre su participación en política.

   Mario Moreno, asumiendo entonces una actitud más seria, contestó que él no había dejado de participar , “y de hecho  –dijo– cada día participo más fuerte y más activamente:

   “Todo ciudadano y especialmente el artista –agregó– debe participar en política. Mi tribuna es el foro, es el cine, y si yo puedo hacer algo políticamente, algo bueno para mi país, lo haré, lo seguiré haciendo y lo haré siempre”.

Mario Moreno promete filmar “El Señor Gobernador”

   Otro reportero le preguntó si no pensaba en hacer una nueva película, por ejemplo, “El Señor Gobernador“, y Cantinflas respondió: “Algún día haré una película sobre el señor gobernador. Ése es un buen título”.

   Respecto al Tercer Informe Anual de Romero de Velasco, que acababa de escuchar con atención desde la tribuna principal del Teatro Degollado (lo habían ubicado en sitio de honor, por supuesto), manifestó que era un documento no sólo positivo sino lleno de esperanzas:

   “Los felicito –dijo como despidiéndose- porque han oído un informe sensacional. Yo soy jalisciense… Bueno, qué quiere que le diga más… Mejor ya me voy”.

   En ese momento llegaba el gobernador Romero de Velasco, quien sonriente y con un “vengo a rescatarlo” lo tomó del brazo y lo alejó de los periodistas.

Dos películas quedaron en promesa

   A manera de conclusión, resta decir que Mario Moreno fue el segundo personaje famoso que en menos de dos décadas prometió en Guadalajara hacer una película sobre un tema específico, sin poder cumplir su compromiso. El primero fue el genial caricaturista Walt Disney, quien en 1964, al visitar esta ciudad con motivo de la Primera Reunión Internacional del Programa Pueblo a Pueblo, anunció una película sobre los niños huérfanos del Hospicio Cabañas, que a la postre no logró hacer porque el cáncer causante de su muerte, en 1966, se lo impidió.

   Por su parte, Cantinflas, después de esta entrevista en Guadalajara, vivió 13 años más, pero por alguna razón tampoco realizó la película “El Señor Gobernador“, cuyo título, sugerido por uno de los reporteros tapatíos presentes en aquella entrevista en el Degollado, le había llamado la atención.

   Artículos relacionados: Walt Disney en Guadalajara, Perdido en el Reclusorio Oriente: Entrevista con FRV.

Share Button

La modestia de Benito Juárez en tres anécdotas

Benito_Pablo_Juárez_García

Don Benito Juárez García.

   Muy modesto en su persona y en su trato, pero muy grande de espíritu fue el Benemérito de las Américas, Benito Juárez García, nacido el 21 de marzo de 1806 en San Pablo Guelatao, Oaxaca, aldea donde en aquel tiempo vivían solo 20 familias. A la edad de tres años quedó huérfano, por lo que pasó al cuidado de un tío suyo que tenía un rebaño de ovejas, del cual fue pastor. Sin embargo, al perder una oveja, tuvo que huir a la ciudad de Oaxaca, donde entró al servicio doméstico y cursó sus estudios.

   Se recibió de abogado en 1834, y en su brillante carrera política y administrativa fue magistrado del Tribunal de Justicia del Estado, gobernador en varias ocasiones, secretario de Estado en México, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y Presidente de la República.

   Encabezó a los liberales en la defensa de la Constitución de 1857 y expidió las Leyes de Reforma, que acabaron con los fueros de la Iglesia y de los militares. A partir de 1861 se enfrentó a la invasión extranjera europea, apoyada por los conservadores, que terminó con la ejecución del emperador Maximiliano de Habsburgo el 19 de junio de 1867. Murió el 18 de julio de 1872.

440px-Emperador_Maximiliano_I_de_Mexico

El emperador Maximiliano.

Incidente con un ranchero en el Teatro Nacional

   Entre las muchas anécdotas que revelan la humildad de don Benito -dice Guillermo Prieto, cercano colaborador de él-, figura el incidente ocurrido con un ranchero en el Teatro Nacional, cuando el señor Juárez era ministro de Justicia.

   Resulta que Juárez tenía un asiento reservado en dicho teatro, pero una noche llegó tarde a la ópera, y al ver a un foráneo cerrero que se había apoderado de su asiento, le pidió con el mayor comedimiento que lo desocupara, pero éste, indignado, lo maltrató y no se movió de ahí. Juárez se retiró a buscar otro sitio.

   En el entreacto el acomodador fue a explicarle al ranchero que esa luneta era del señor Ministro de Justicia.

   –” ¡Ave María Purísima!”, dijo el ranchero, poniéndose las manos en la cara, “¡Buena la hice!”, y fue adonde estaba el señor Juárez para disculparse, pero el ministro le suplicó que siguiera en su asiento, pidiéndole además al acomodador que no se le molestara.

Lo que ocurrió con una negrita en Veracruz

   Siendo ya Presidente de la República, una noche llegó Juárez con sus colaboradores al Puerto de Veracruz, donde de emergencia les dieron alojamiento en una casa particular. La habitación del Presidente no tenía baño, pero como él acostumbraba bañarse diariamente, al levantarse por la mañana pidió a una negrita que gobernaba la casa que le llevara agua para asearse, pero la negrita, llamada Dolores, confundiéndolo con cualquier criado, le contestó con impertinencia: “¡Sírvase usted si quiere!, ¡Yo no soy su sirvienta!”. Juárez se sirvió con la mayor humildad.

   A la hora del almuerzo llegó el Presidente a ocupar su asiento en el comedor; la negrita lo vio, reconoció al que en la mañana había creído un criado, y haciendo aspavientos y persignándose salió corriendo, diciendo la barbaridad que había cometido. El señor Juárez rió mucho, y Dolores fue conservada como excelente servidora, narra Gullermo Prieto.

El caso de un peluquero en Guadalajara

1898153_717940718226564_1386442772_n

La Plaza de Armas que conoció Juárez, en Guadalajara.

   Una anécdota similar a las dos anteriores fue lo que le ocurrió al señor Juárez con un peluquero de Guadalajara, en 1858, cuando al salir una mañana del Palacio de Gobierno, donde estaba hospedado, atravesó la Plaza de Armas y entró a una peluquería ubicada en el portal frontero, para que le hicieran un corte de pelo. Cabe señalar que el Presidente iba solo, como siempre, no traía escolta (en plena Guerra de Reforma), y al llegar a la peluquería esperó su turno y se sentó colocando el sombrero en la silla de junto.

  — “El sombrero se pone en el clavijero”, le dijo de mala gana el peluquero, que al verlo chaparrito y prieto ni idea tenía de quién era.

   Don Benito tomó su sombrero y lo colocó donde le dijeron, pero al rato llegaron sus colaboradores, que ya lo andaban buscando: “Señor Presidente, ya nos tenía usted preocupados por su ausencia”. Al darse cuenta el fígaro que su cliente no era otro que el Presidente Juárez, se deshacía en disculpas.

   –“No se disculpe amigo, el presidente es el primero que debe respetar el sitio donde se encuentre”, respondió.

    Realmente era don Benito un gobernante excepcional.

 

Share Button

Doctrina de la Iglesia sobre la esclavitud

Explotación infantil. Honduras. Wikipedia.

Explotación infantil.

   Fiel a una tradición católica de más de 500 años, el Papa Francisco ha condenado enérgicamente las nuevas formas de esclavitud que invaden al mundo contemporáneo, como es la trata o comercio ilegal de personas, que afecta a los sectores más vulnerables de la sociedad: mujeres, niños y niñas, discapacitados, inmigrantes, los más pobres y los que provienen de desintegración familiar y social.

   Hoy se habla de millones de víctimas de trabajo forzoso y de trata de personas con fines de explotación laboral y sexual, prácticas tanto o más inhumanas que las realizadas en las peores épocas de la esclavitud tradicional.

   Una de las más fuertes condenas a este crimen contra la Humanidad, la hizo el Papa Francisco el 12 de diciembre de 2013 al recibir a 16 nuevos embajadores ante la Santa Sede. Su antecesor, el Papa Benedicto XVI había condenado ya en reiteradas ocasiones las nuevas formas de esclavitud en el mundo actual, lo mismo que Juan Pablo II.

   Con estos pronunciamientos, los últimos pontífices ratifican la doctrina seguida por la Iglesia desde el siglo XV, cuando se produjo la primera condena del Papado en contra de la esclavitud, rompiendo entonces la tradición de apoyo al sistema esclavista que la propia Iglesia había mantenido desde su fundación, 1.500 años atrás.

Apareció el cristianismo y no mejoró la suerte de los esclavos

Inmigrantes mexicanos en EU.

Los inmigrantes, grupo muy vulnerable.

   Hay constancias históricas de esclavitud en la antigua Mesopotamia con 5.000 años de antigüedad, de suerte que al surgir el cristianismo la práctica de comprar y vender a seres humanos como esclavos tenía ya por lo menos tres milenios sobre la Tierra, pero lamentablemente, contra lo que pudiera pensarse, la aparición de la doctrina del amor no vino a mejorar la suerte de millones de personas sujetas a este sistema de explotación.

   Ocurrió que desde los primeros tiempos del cristianismo los mismos padres de la Iglesia, empezando por el apóstol San Pablo, exhortaban a los esclavos a la obediencia, sumisión y fidelidad con sus amos, aunque estos fuesen gentiles, a quienes debían servir “con temor y respeto“, con amor y voluntad (Epístola a los Efesios, capítulo 6).

   Por su parte, San Agustín encontraba el origen o “primera causa” de la esclavitud en el pecado, considerándola un castigo de Dios según “las culpas” de los pecadores; veía en la esclavitud un medio de purificación, de perfección, de elevación, y siguiendo a San Pablo, exhortaba a los esclavos a no desear la libertad, sino a servir a los amos o dueños con buena voluntad “hasta que pase esta iniquidad y calamidad y se reforme y deshaga todo el mando y potestad de los hombres”.

   De igual manera, Taciano y San Gregorio de Nacianzo encontraron el origen de la esclavitud en el vicio, en el pecado, y otros como San Ignacio, San Crisóstomo y San Isidoro aconsejaron también al esclavo no desear la libertad y preferir la servidumbre.

Los papas condenan la esclavitud desde el siglo XV

Pío II, primer Papa que se pronuncia contra la esclavitud. Wikipedia.

Pío II, primer Papa que condena la esclavitud.

   Fue en 1462 cuando, de acuerdo con el historiador José María Iraburu, el Papa Pío II condenó la práctica de la esclavitud, seguido por Pablo III en 1537, Urbano VIII en 1639, Benedicto XIV en 1741 y Gregorio XVI en su Encíclica contra la Esclavitud en 1837.

   Sin embargo, a pesar de las condenas papales, la esclavitud en su forma tradicional siguió practicándose en diferentes formas, como actualmente ocurre con la trata de personas, tanto en países ricos como en emergentes.

   En siglos pasados los católicos dueños de esclavos se resistían a liberarlos alegando que los protestantes también apoyaban este sistema. ¿Cuál es la justificación actual?

Hubos eclesiásticos con esclavos a su servicio

Españoles empiezan a esclavisar

Esclavitud de indígenas en el siglo XVI.

   Lo cierto es que al margen de las bulas papales contra la esclavitud, muchos eclesiásticos la practicaron en la época colonial, como ocurrió en México con algunos obispos que poseían esclavos para su servicio personal, entre ellos fray Juan de Zumárraga, nombrado “protector de los naturales“.

   En general, cabe señalar que en tiempos de la Colonia española había el doble discurso por parte de muchos clérigos: por un lado defendían a los indios, pero al mismo tiempo formaban parte del sistema que los oprimía.

   Y no es que el alto clero ignorara las bases anticristianas de la esclavitud, pues ya en 1573 un catedrático de Derecho de la Universidad de México, Bartolomé de Albornoz, no sólo se pronunció contra el comercio de esclavos, sino contra la esclavitud misma, rechazándola como derecho de guerra y contraria al espíritu cristiano. Vale decir que su obra, Arte de Contratos, acabó en el Índice de la Santa Inquisición, es decir, en la lista de libros prohibidos por la Iglesia.

Amarás a tu prójimo como a ti mismo

462px-Bartolomedelascasas

Fray Bartolomé de las Casas, defensor de los indios.

   Empero, es justo reconocer que hubo también autoridades religiosas como fray Bartolomé de las Casas, obispo de Chiapas, que en su celo por defender a los indios, llegaron incluso a extremos de violencia al recurrir a las maldiciones y excomuniones contra los esclavizadores del siglo XVI.

   En conclusión, muy por encima de los avatares jurídicos y doctrinales sobre la esclavitud, resplandece la figura de Jesús, fundador del cristianismo, quien 1.500 años antes de que la Iglesia se pronunciara contra este inhumano sistema, había sentenciado: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo“.

    Artículo relacionado: Leyes mexicanas contra la esclavitud.

Share Button

Walt Disney en Guadalajara

Walt Disney en Guadalajara en 1964.

Walt Disney en 1964.

   El genial dibujante y productor cinematográfico Walt Disney visitó Guadalajara, Jalisco, en octubre de 1964 con motivo de la Primera Reunión Internacional del Programa Pueblo a Pueblo que auspició el Comité de Ciudades Hermanas México-Estados Unidos. En esa ocasión esbozó el proyecto de una película sobre niños húerfanos que dedicaría a Guadalajara, pero no tuvo tiempo de hacerla porque a los pocos meses enfermó de cáncer y murió en 1966.

   El presidente municipal de Guadalajara por ministerio de ley, don Jorge Agnesi Daesslé, quien cuenta hoy con 94 años de edad, recuerda este acontecimiento, ya que siendo entonces presidente del Comité de Ciudades Hermanas Guadalajara-Downey, tuvo a su cargo atender personalmente al distinguido visitante y a su esposa Lilian los días 29 y 30 de octubre de 1964.

Jalisco es mi canción favorita“, dijo Disney 

   Disney y su esposa arribaron la tarde del 29 de octubre al Aeropuerto Civil de Guadalajara, donde los esperaba un comité de recepción encabezado por su viejo amigo, el ex-presidente de México, Miguel Alemán Valdez, entonces presidente del Consejo Nacional de Turismo; el gobernador del Estado, Juan Gil Preciado, y el presidente de Guadalajara, Dionisio Montelongo, entre otros funcionarios.

   Su avión “Gulf Stream”, procedente de Los Ángeles y de San Francisco, Calif., a donde había ido a recoger unas personas, tocó pista a las 14:55 horas.

   Antes de subir a la plataforma de recepción, el famoso dibujante se puso un sombrero charro, cogió de la mano a varios niños vestidos de charros y empezó a bailar la tradicional canción “Jalisco”, ejecutada por uno de los mariachis que fueron a recibirlo. “Jalisco es mi canción favorita“, dijo entonces.

   Su visita estuvo enmarcada dentro de la Primera Reunión Anual del Programa Pueblo a Pueblo celebrada en esta ciudad con la asistencia del embajador norteamericano Ellsworth Bunker, representante del presidente Lyndon Johnson, y el coronel John Eisenhower, hijo y representante del general Dwight D. Eisenhower, entre otras personalidades.

   En ese tiempo Disney era ejecutivo en Relaciones de dicho programa.

Recibió las Llaves de Guadalajara y rindió homenaje a Juárez

Autógrafo de Walt Disney en un boleto de entrada al Parque Alcalde (cortesía del periodista Jesús Pérez Loza).

Autógrafo de Disney en un boleto de entrada al Parque Alcalde (Cortesía del periodista Jesús Pérez Loza).

   En la misma tarde de su arribo, Disney recibió en ceremonia especial las Llaves de Plata de la ciudad, de manos del licenciado Montelongo, en ceremonia especial celebrada en el Hotel Hilton.

  Durante su estancia en esta ciudad participó en actos oficiales del Programa Pueblo a Pueblo, entre ellos un homenaje al Benemérito de las Américas, Benito Juárez, una comida ofrecida por el Gobierno del Estado en Chapala y una “Noche mexicana” en el Parque Alcalde.

   También realizó diversas actividades privadas, entre ellas una visita al Centro de Rehabilitación auspiciado por la Colonia Americana, donde donó un aparato ortopédico a una pequeña inhabilitada por la poliomielitis.

Emotivo encuentro con los niños del Hospicio Cabañas

Hospicio Cabañas. De Coplaur Guadalajara en F

Hospicio Cabañas.

   Uno de los actos más emotivos de su visita fue su encuentro con los huérfanos del Hospicio Cabañas, institución fundada en 1810 por el obispo Juan Ruiz de Cabañas y que hoy es Patrimonio de la Humanidad.

   Aquella tarde, más de 300 niños salieron coreando ¡Walt!, ¡Walt!, ¡Walt!, y al verlos y oírlos, Disney se enterneció hasta las lágrimas. Los niños también lloraban y lo abrazaban. Todos querían tocar al padre de la fantasía. Al salir del edificio, todavía con el impacto emocional del encuentro, Disney se detuvo unos instantes junto a una fuente que ahí había y dijo:

   “Voy a hacer una película sobre Guadalajara… Un chamaquito llega a la ciudad y se encuentra perdido… Llega a esta fuente… No tiene que comer y lo reciben en el Hospicio...”

   Jorge Agnesi recuerda que Disney habló entonces de un perrito y de otras cosas y que incluso dio indicaciones para que las utilidades de esta cinta se entregaran al Hospicio Cabañas, cosa que nunca ocurrió, porque a los pocos meses enfermó. El 21 de noviembre de 1966 le extirparon el pulmón izquierdo al descubrirse que tenía allí un tumor maligno, y dejó de existir el 15 de diciembre de ese mismo año sin poder cumplir su compromiso.

Cena privada en la casa de Jorge Agnesi

Walt Disney y su esposa con don Jorge Agnesi y señora.

 Walt Disney, Cristina Aguilar de Agnesi, señora de Disney y Jorge Agnesi.

   Los funcionarios municipales de Guadalajara  y los directivos del Comité de Ciudades Hermanas se compartieron la atención a los visitantes, correspondiendo a don Jorge Agnesi atender al señor Disney y a sus acompañantes, y fue así como  los invitó a cenar a su casa de Av. Vallarta y Duque de Rivas, para lo cual se preparó tanto comida internacional como mexicana.

   Recuerda don Jorge  que a Disney le gustó mucho el pepián, que no sabía qué era, pero se le dio una explicación, y aunque los consejeros le decían que no tomara doble ración porque le podía hacer daño, él no hizo caso y pidió doble, preguntando quién había hecho tan rico platillo.

  Le respondieron que la cocinera, y quiso conocerla. Luego que la llamaron, le dijo que deseaba bailar con ella. La señora aceptó y echaron a andar la música del mariachi. Bailó un momento con ella, y al terminar, le dio un beso en la frente. La señora, feliz.

Visita a la Casa de las Artesanías del Agua Azul

   Otra visita de carácter privado fue a la Casa de las Artesanías instalada en el Parque Agua Azul. Entre las cosas que ahí se exhibían estaba un nacimiento de figuras pequeñísimas, de vidrio soplado, y la señora Disney le pidió a su esposo que se lo comprara.

   Disney asintió, pero le explicaron que ese nacimiento pertenecía al Museo del Estado, ya que era una pieza donada por el señor Ávalos, fundador de esa artesanía de vidrio, y que no se podía vender. Sin embargo, la señora Disney insistió en llevárselo.

   “Cálmese señora. Yo le voy a mandar a hacer uno a usted”,  intervino la señora Cristina Aguilar de Agnesi, quien los acompañaba en esa visita. Y efectivamente se lo mandó hacer en Tlaquepaque, igual al que estaba en exhibición.

Volando en el “Mickey Mouse” por abajo del Golden Gate

Mickey_Mouse

Mickey Mouse.

  Tiempo después el señor Agnesi y su esposa viajaron a Santa Bárbara, cerca de los Ángeles, para asistir a una convención de Ciudades Hermanas, y se hospedaron en el hotel. La señora de Agnesi aprovechó la ocasión para entregar a la señora Disney el prometido nacimiento.

    Entonces –recuerda don Jorge- me dijo Walt Disney:

   –Oiga, ¿ya fue usted a Disneylandia?

   –Pues fui, pero no pude entrar a ninguna parte. Ai´traigo los boletos.

   —Oiga, pero por qué no me dijo… Pues lo metoback doors”.

   –Pero qué es eso, le contesté.

   —Usted vaya.

   Bueno, pues fimos –añade don Jorge-, y una pena tremenda: resulta que estaban las “colas” de gente y nosotros por delante, y nomás se nos quedaban viendo.

   Total , que en una cena a la que asistimos, por allá en Santa Bárbara, le comentaron a Walt Disney que mi esposa y yo pensábamos ir a San Francisco, y dijo:

   —Ah, bueno, les presto mi avión, el “Mickey Mouse”.

   –Ah no, le contesté, es que mi señora les tiene pánico a los aviones.

   Y entonces le dijo a mi señora:

   —Usted no diga nada, y les voy a mandar el avión.

   Pasó el tiempo –dice don Jorge- y yo creí que se le había olvidado, pero una mañana, el último día de la convención, en el último desayuno, por el altoparlante del hotel se escuchó una voz:

   “Señor y señora Agnesi, está listo el automóvil del señor Walt Disney esperándolos en la puerta”.

   Toda la gente que ahí estaba nos miraba sorprendida: “¡Ah diantre, pues quién es éste!”

   Nos levantamos mi señora y yo. Bueno, pues vámonos, y llegamos al aeropuerto. Estaban el capitán y el copiloto esperándonos a un lado de la escalerilla del avión:

   –Buenos días, cómo están, pasen ustedes.

   Era un avión para nueve personas, pero sólo estaban el piloto y el copiloto. Sacaron un plano:

   –¿Por dónde quieren irse?

   –Pues déle aquí por la costa.

   Y al llegar a San Francisco le dije al piloto:

   –Oiga, pase por abajo del puente (el Golden Gate).

   El piloto decía que estaba prohibido, pero pasamos. Después nos hacía gracia que decía por radio:

  “San Francisco, Aeropuerto de San Francisco, el Mickey Mouse pide permiso para aterrizar”.

   “Cómo no, Mickey Mouse –le contestaron- you can land” (aterrice).

Humilde origen de Disney y su obra maravillosa

   Walt Elías Disney nació en Chicago el 5 de diciembre de 1901 y desde los nueve años de edad comenzó a trabajar vendiendo periódicos por cuenta de su padre. Posteriormente fue actor ocasional, parodiando al ídolo de su infancia, Charlie Chaplin, hasta que empezó a tomar clases de dibujo, a la vez que costeaba sus estudios vendiendo dulces en el tren de Chicago a Kansas City.

    Fue también cartero y chofer de la Cruz Roja.

   Llegó a Hollywood en 1923 con apenas 40 dólares en el bolsillo. Soportó penurias y trabajos hasta que con su hermano Roy y un tío de ambos, logró reunir los primeros 500 dólares para una película. Diez años después ganaba un Óscar.  El Ratón Miguelito acababa de nacer y con él una serie de personajes maravillosos que aún a la fecha hacen brotar en chicos y grandes las sonrisas más puras y felices.

   Más de 600 películas y documentales realizó Disney desde sus primeros ensayos hasta su muerte.

Duelo en Guadalajara por la muerte del ídolo de la niñez

Placa conmemorativa de Walt Disney en Guadalajara.

Placa conmemorativa de Disney en Guadalajara.

   Su muerte, en Burbank, Calif., el 15 de diciembre de 1966, causó en Guadalajara muchas manifestaciones de duelo. La prensa local usó sus máximos titulares para dar la noticia. El Gobierno de la ciudad se hizo eco de este sentimiento, y al cumplirse tres años de la histórica visita -diez meses después de su fallecimiento- el Ayuntamiento le dedicó un parque en la Colonia Olímpica con una placa que dice: “A la memoria de Walt Disney, ídolo de la niñez universal. Octubre de 1967”.

Share Button

La negra historia de Nuño de Guzmán

guzman_nuno

Nuño de Guzmán.

   Fundada en 1542, Guadalajara, Jalisco, celebra este 14 de febrero su cumpleaños, pero como en muchos aniversarios anteriores, no quiere acordarse que debe su nombre al conquistador español Nuño Beltrán de Guzmán, originario de Guadalajara, España, quien al hacer su aparición por estas tierras, en 1530, era ya un consumado esclavizador de indígenas.

   Para ese tiempo Nuño no sólo había realizado el tráfico de indios en Pánuco (Veracruz), de donde sacó más de cuatro mil para enviarlos a las Antillas a cambio de ganados, sino que siendo presidente de la Primera Audiencia de México, contaba con 300 esclavos a su servicio.

   Silvio Zavala, en su obra “Los esclavos indios en Nueva España“, explica cómo la conquista de Nueva Galicia emprendida por Nuño en las postrimerías de su administración en México, abrió nuevo campo a la esclavitud de los indios:

   “Reducido Guzmán a los límites de su conquista en la Nueva Galicia, y protegido por el título de gobernador que le dio la Corona, practicó los últimos actos de esclavitud de su carrera en las Indias“, afirma Zavala.

Procedimientos para esclavizar a los indios

   Un antiguo asociado de Nuño denunció ante el virrey Antonio de Mendoza que él le hizo tomar por fuerza y herrar muchas mujeres y niños contra lo mandado por el rey; que además compraba los esclavos del quinto del rey a menos precio para revenderlos y que aparte del quinto real, tomaba para sí el séptimo de todos los esclavos; que se servía de los indios libres en las minas y usaba como esclavos a los que llevó de México a su conquista.

   Otro testimonio de la época dice que Nuño “aguardaba a que los religiosos juntasen y metiesen (a los indios) en la iglesia para predicarles y bautizarles, y de ahí los sacaba y herraba por esclavos, para entregarlos a los que en el juego los habían ganado“.

   Fray Antonio Tello asegura que desde el año 1532 Nuño Beltrán ya se valía del “fierro para marcar esclavos“.

La intervención del Gobierno virreinal

Antonio de Mendoza. Wikipedia.

Virrey Antonio de Mendoza.

  Nuño fue aprehendido en la Ciudad de México el 20 de enero de 1543, acusado de haber hecho esclavos en guerra y fuera de ella, mandado herrar hasta los niños de pecho y haber sacado de Pánuco más de cuatro mil esclavos sin orden de Su Majestad.

   Como elemento de las acusaciones formuladas en su contra figuró el testimonio de Francisco Tenamaxtle, cacique de Jalisco, quien presentó ante el Consejo de Indias un escrito inspirado por Bartolomé de las Casas, que dice así:

   “Nuño de Guzmán, estando todos los pueblos quietos y seguros, enviaba de noche gente de pie y de caballo a asaltarlos y tomando los que querían los hacían esclavos con el hierro, que decían ellos el rey los mandaba herrar. Y de esta manera hizo tantos que no tenían número, hombres, mujeres, niños de toda edad, dejando los maridos sin amigos y las mujeres sin maridos, hijos sin padres y padres sin hijos. Y así los enviaba a vender a las minas y a otras partes de la Nueva España donde mejor se los pagaban“.

Rebelión de la Gran Caxcana

Conquistadores españoles y aliados tlaxcaltecas invaden Jalisco.

Conquista de la Nueva Galicia.

   Tales abusos aterrorizaron a los indígenas, que no tuvieron más remedio que rebelarse contra los españoles, pero a la postre la rebelión de la Caxcana (en el hoy territorio del Sur de Zacatecas y Norte de Jalisco) resultó contraproducente, porque entonces los vecinos de Guadalajara tuvieron pretextos suficientes para someter a los indígenas a la categoría de esclavos, a pesar de los mandatos reales.

   Además, a diferencia de Bartolomé de las Casas, en Chiapas, el primer obispo de Nueva Galicia, Pedro Gómez de Maraver, defendió ante Carlos V el derecho de los neogallegos a esclavizar naturales, “por ser gente bestial, ingrata, de mala condición y mentirosa“.

   Desatada la rebelión de los indios, tuvo que acudir personalmente el virrey Mendoza para someterlos, autorizando su esclavitud para efecto de la guerra.

Leyes antiesclavistas incumplidas

   Las nuevas leyes promulgadas en Barcelona el 22 de noviembre de 1542 prohibieron que se hicieran esclavos en adelante, pero tanto el oidor de la Audiencia de México, Lorenzo de Tejada, como los padres franciscanos de la Nueva Galicia denunciaron su incumplimiento.

   El hecho es que aún después del decreto de Abolición de la Esclavitud expedido en Guadalajara por Miguel Hidalgo en 1810, hubo aquí miles de esclavos al estilo tradicional y aún los hay en el siglo 21 bajo otras modalidades.

Olvido y miseria, el fin de Nuño

   Nuño de Guzmán fue desterrado en Torrejón de Velasco, provincia de Madrid, donde vivió seis años en el olvido y en la miseria, hasta que murió en 1544, todavía preso, sin que se hubiera desahogado el juicio al que fue sometido.

   Y a la fecha, Guadalajara prefiere recordar como su fundador a Cristóbal de Oñate, segundo de Nuño, aunque hay quienes conceden este mérito al entonces virrey de la Nueva España, Antonio de Mendoza.

    javiermedinaloera.com

   Artículo relacionado: Leyes mexicanas contra la esclavitud.

Share Button

Trabajos selectos